Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Marina Charpentier, la madre de Chano, habló como nunca de la recuperación de su hijo: "Se salvó de milagro"

La mujer aclaró que el cantante está bien "solo por hoy" y que espera que este momento de luz perdure.

Marina Charpentier, la madre de Chano, habló como nunca de la recuperación de su hijo.
Marina Charpentier, la madre de Chano, habló como nunca de la recuperación de su hijo.

Contenta y agradecida por la recuperación de su hijo Chano Charpentier, su mamá, Marinahabló a fondo de su salud. También, aclaró que tras el brote psicótico por estupefacientes de su hijo, que recibió un balazo por parte de un policía en supuesta defensa propia, todo está bien pero intenta no hacerse ilusiones; aprendió a vivir en el presente.

"Él está bien solo por hoy. Tratamos de vivir el presente y ahora estamos en un momento de luz y de un crecimiento que ojalá sea por mucho tiempo. Lo veo muy bien, muy feliz. Hace mucho que no lo veo en paz y eso me trae paz a mí", expresó en diálogo con el programa radial Crónica de una tarde anunciada.

Además, reveló que previo al confuso episodio ella sentía que su hijo debía internarse porque sus adicciones se habían potenciado en pandemia. Y aunque lo intentó, no lo logró.

"Llamé a la guardia de la obra social, a mi hermano y a mi marido para que me ayuden, pedí una emergencia psiquiátrica... Entramos a su casa e intentamos que nos escuche, pero él no quiso. Entonces, el médico llamó a otra ambulancia que vino sin psiquiatra. Mi hijo se asustó, llamó a la policía y dijo ‘están invadiendo mi casa, mi mamá está loca, por favor vengan a sacarnos’. Y vino la policía y nos echaron a todos", recordó.

Acto seguido, se refugió en la fe para encontrar una respuesta. 

"Fui a Luján con mi marido, me arrodillé ante la Virgen. No iba a ver a morir a mi hijo consumiendo y me propuse volver a intentarlo. Y después pasó lo que pasó”, rememoró.

Antes de cerrar, Marina reveló que Chano había perdido mucha sangre antes de ser hospitalizado y que su recuperación es milagrosa.

"Se salvó de milagro. Fuimos al Otamendi desde Capilla del Señor, él llegó una hora y media después con dos litros de sangre en el estómago, con una bala y en cualquier otro caso hubiera estado muerto. Él se salvó, para mí, porque hay algo todavía que le queda por decir y porque hay algo que vamos a lograr con este episodio, que es ayudar a otros adictos”, cerró.