Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: No siento el peso de que no haya ganado una mujer
Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: No siento el peso de que no haya ganado una mujer

Con apenas 19 años, la finalista del reality se prepara para el recital del programa vivo junto a Francisco Benítez, y antes ¡habla de todo! con Ciudad. El accidente a los 10 que le cambió la vida, la fama y los chicos, y sus anhelos personales.

Luz Gaggi (19) es la subcampeona de La Voz Argentina y tiene todo el potencial para convertirse en una primera figura de la canción. En este caso, aquello de que "nadie se acuerda de los segundos", claramente no corre...

Talento, humildad y sacrificio es algo que Luz tiene de sobra, y que no solo vislumbraron Mau y Ricky al sumarla a su equipo, sino que Valeria Lynch la halagó y manifestó sus ganas de pulir ese diamante en bruto: "Ya me lo había dicho. Está bueno. Siempre está bueno aprender de los que más saben", afirma la artista que el sábado será una de las atracciones principales de La Voz Argentina, el show en vivo, que además se podrá disfrutar vía streaming.

La platense compartirá el escenario del Movistar Arena con el campeón, Francisco Benítez, y los fialistas Nicolás Olmedo y Ezequiel Pedraza. Además de las voces favoritas del país: Paula Chouhy, Santiago Borda, Ignacio Sagalá, Steffania Uttaro, Denis y Axel Ortiz, Magdalena Cullen, Marcos Olaguibet, Luna Suárez, Alex Freidig, Margarita López, Jacinta Sandoval, Lautaro Cabrera y Patricio Mai.

Es increíble. Son cosas que el año pasado a esta altura del año no me imaginaba, pero los caminos de la vida te van conduciendo a eso", reconoce a Ciudad.

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

Feliz por el recital que la espera, Luz admite con desparpajo: "Me cuido mucho la garganta, todo lleva su ensayo. Antes de este show ya había cantado en grandes escenarios ante público, pero nunca tuve un escenario tan gigante como el Arena respecto de la cantidad de espectadores, es una locura. En el teatro Premier de la avenida Corrientes fue el que más me intimidó, también canté en el auditorio de Caras y Caretas".

La risa genuina de Luz Gaggi es una constante en la charla, al igual que la timidez para hablar producto de su inocencia. Es dueña de una personalidad cálida, que la mantiene con los pies sobre la tierra y la ilusión de poder concretar los sueños de su vida.

-¿Por qué estudiás Producción y Dirección Audiovisual en lugar de algo relacionado a la música?

-La realidad es que las cosas que más me gustan hacer son, por un lado lo artístico musical, y por el otro, lo artístico visual, que es la imagen, la fotografía. Quería cumplir con las dos, por un lado, estudiar canto, y por la otra algo sobre la imagen. Me decidí por esa carrera, pero tengo tiempo para estudiar algo musical también. No descarto que en un futuro pueda llegar a estudiar algo musical.

"Creo que me imaginaba siendo directora o productora audiovisual. Aunque siempre mi sueño fue ser cantante".

-¿Cuál era tu proyecto de vida antes de que explotaras en La Voz Argentina?

-No lo tenía muy claro. Estaba probando. Mi sueño, aparte de ser cantante, siempre había sido ser directora de cine. Tengo miles de libros, y justo entré en esta carrera porque pensaba que el reality iba a demandar mucho tiempo, y no sabía si iba a poder completar bien una carrera como Cine, por eso opté por esta suerte de micro carrera, que no me iba a requerir tanto. Y al final terminó siendo muy exigente y está muy buena. Pero creo que me imaginaba siendo directora o productora audiovisual. Aunque siempre mi sueño fue ser cantante.

-Por lo pronto vas a poder producir y dirigir tus propios videoclips…

-Sí. Eso es algo genial, ya me marcó una estética. Ya tengo pensados mis videoclips. Los tengo en mi cabeza.

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

-En las redes te criticaban por cantar mucho en inglés en La Voz. ¿Cuál es tu propio estilo musical?

-Sabés que no tengo un estilo definido. La realidad es que canción que me gusta, canción que canto. No importa si es reggaetón, folcklore, o de pronto soul. Tampoco en español y en inglés, me es indiferente. Voy más por la canción que por el género, si me gusta y la quiero cantar, la pruebo, la ensayo y veo cómo sale.

-¿Tenés letras, melodías, o canciones completas de tu propia creación?

-Sí, tengo bastantes canciones ya hechas que tengo que esperar un poquito más para largarlas. Me gusta mucho componer.

"La repercusión llega a chicos y chicas, obvio. Hablo con bastantes, me pongo a charlar buena onda y todo, pero… ¡Qué pregunta! Tengo buena onda con todos, pero hasta ahora no se dio para algo más serio, como para otras intenciones…".

-¿Estás en pareja?

-No, no estoy en pareja en este momento, ja, ja.

-¿Ahora que sos la subcampeona de La Voz Argentina tenés más pretendientes?

-Ja, ja. (risas incontenibles) La repercusión llega a chicos y chicas, obvio. Hablo con bastantes, me pongo a charlar buena onda y todo, pero… ¡Qué pregunta! Tengo buena onda con todos, pero hasta ahora no se dio para algo más serio, como para otras intenciones… Nunca se dio como para concertar una salida, pero porque todavía no estoy en esa, estoy concentrándome en otra cosa. Capaz que me vendría bien, no lo niego.

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

-¿Habías estado de novia antes de entrar al reality?

-Ja. No, nunca tuve novio, obvio que tuve adolescencia, pero no tuve pareja.

-¿Cómo fue tu vida este año, en el que habías empezado las grabaciones tres meses antes de que arrancara el certamen en pantalla?

-Fue muy loco, creo que este año fue el que más crecí en todos aspectos de mi vida. Y el programa fue un re proceso, ver esos meses de laburo compactados fue re loco. Habíamos empezado a grabar en marzo, en junio empecé a crecer en las redes sociales a la par del lanzamiento del programa, pero todavía no iba a grabar las instancias finales. Es muy loco, porque tenés un desfasaje de tiempo increíble, no sabés qué podés decir y qué no, porque no sabés si ya pasó la instancia o no. Crecí mucho, posta.

"Creo que este año fue el que más crecí en todos aspectos de mi vida. Y el programa fue un re proceso, ver esos meses de laburo compactados fue re loco".

-¿Cómo tomaste que todavía el ganador de La Voz Argentina no haya sido una mujer, luego de que el propio Marley haya manifestado su fe en que podrías haber sido vos?

-Yo siempre dejé en claro que para mí ganaba una persona, sin importar el género. Para mí fue una re responsabilidad ser la única mujer ahí después de que pasaran una banda de compañeras súper talentosas. No siento el peso de que no haya ganado una mujer, la realidad es que es la primera vez que me lo pongo a pensar, pero para mí Francisco tenía que ganar porque es un genio. Es realmente La Voz Argentina, yo quizá no seguí el camino correspondiente, porque canté en inglés y géneros que quizá acá no se escuchan mucho. Él tenía que ganar y nunca lamenté que no ganara una mujer. Fue más ponerme feliz por Fran.

-¿Cuánta injerencia tenías a la hora de elegir los temas que ibas a cantar?

-Era bastante charlado con mi coach, Feli. Yo a veces le decía que ciertos temas no daban, pero ella me decía que Mau y Ricky querían ese, que confiara en ellos. Fue lo que pasó con El Farsante, de Ozuna, que cuando me lo dieron dije "No da, no quiero cantar ese tema", y al final terminó siendo una de las mejores canciones que canté.

"No me arrepiento de haberme ido con Mau y Ricky. Buscaron y encontraron su lugar en Argentina, ahora la gente los quiere, pudieron conseguir el cariño de la gente y estoy feliz por ellos".

-¿Cómo fue tu relación con Mau y Ricky?

-Re buena, los chicos son lo más. Son personas hermosas, que tienen un corazón de familia, como donde yo me crié, yo también soy re familiera. Tienen el calor del abrazo, de decir que todo iba a estar bien. Me re quedo con eso. Los chicos son productores, tienen una visión increíble de las cosas, un oído fabuloso, tocan miles de instrumentos y los admiro mucho. Saben lo que hacen y cuando hacerlo. No me arrepiento de haber tomado la decisión de haberme ido con ellos. Buscaron y encontraron su lugar en Argentina, ahora la gente los quiere, pudieron conseguir el cariño de la gente y estoy feliz por ellos.

-Superaste un problema de salud que te afectó durante gran parte de tu vida. ¿Qué te pasó?

-A los 10 años tuve un mini accidente, que me llevó varios años recuperarme, pero ahora estoy genial. Yo tenía un problema en la cadera izquierda, una epifisiólisis femoral superior, que me impedía caminar bien, por eso de chica me apoyaba en un palo porque no podía más del dolor. Entonces, un día fui al baño de una quinta a la que habíamos ido, se me resbaló el bastón porque estaba todo mojado, se me rompió la cadera y tuve que ir a que me operen de urgencia. Estuve un año y medio con muletas y silla de ruedas, y como cinco años empeorando, porque hubo cosas que desmejoraron. Hasta que me pusieron una prótesis y ya estoy bien.

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?

-Saco fotos, me gusta mucho eso. También me gusta pintar, pasar tiempo con mi familia y amigos. Escribo canciones, pero tengo que volver a entrenar, porque antes antes hacía musculatura y aeróbico hasta que se me fueron acumulando todos los horarios y ya no tuve tiempo. Tengo que volver a eso.

-¿Cómo tomaron en tu familia tu fama repentina?

-Es algo muy nuevo. En un principio era agobiante para mis hermanitas porque las maestras les preguntaban cómo andaba yo. Pero entre toda mi familia, mi papá, mi mamá y mis hermanitas Alma (9) y Gema (12) pudimos llevar bien este proceso. Ahora estamos muy tranquilos, acá en mi casa se vive como siempre, muy tranquilo. Sino, cuando salís afuera es todo muy caótico. En mi familia llevamos bien las cosas, porque siempre nos llevamos todos bien.

"Vivo con mi familia y creo que dentro de poco voy a plantearme la idea de mudarme a vivir sola. Por ahora no tuve tiempo porque recién terminé la secundaria el año pasado".

-¿Te pasa de que te reconozcan en la calle y te pidan autógrafos o fotos cuando vas de compras?

-Ja, ja. ¿Sabés que no? Por acá (La Plata) salgo a comprar tranqui. Tampoco salgo mucho porque estoy yendo mucho para capital, donde tengo que grabar. Capaz que sí me pasa cuando salgo con amigos. Me pasó el finde pasado que me pregunten si soy Luz, con buena onda, y me pidan una foto, y yo les digo que sí, obvio. Es re tranquilo y eso lo re valoro porque la gente se acerca con respeto y buena onda. Está buenísimo. Yo trato de tomármelo tranquila, porque sino, desespero.

-¿En qué te gustaría aprovechar este momento de éxito?

-Principalmente, llevar bien mi trabajo, porque va a ser la música, y aprovechando este boom seguir trabajando porque es de lo que voy a vivir. Es lo que espero. Disfruto de esto. Y hacer viajes con mi familia, amigos. Lo que vaya surgiendo. Hacerle regalos a mis afectos. Mudarme… Porque vivo con mi familia y creo que dentro de poco voy a plantearme la idea de mudarme a vivir sola. Por ahora no tuve tiempo porque recién terminé la secundaria el año pasado

 Luz Gaggi, confesiones de la revelación de La Voz Argentina: "No siento el peso de que no haya ganado una mujer"

.

-¿Cómo fue la mezcla de competencia y convivencia con los participantes de La Voz Argentina?

-Hay que diferenciar lo que pasa en la televisión con la realidad. Nunca hubo competencia ni rivadlidad, por lo menos en mi grupo de amigos de ahí. Sino que era estar al lado del escenario, alentarnos y decirnos "Dale, la vas a romper". Nunca sentí la competencia, por más que en la televisión lo presentan de esa forma para que se sienta así. Siempre nos apoyamos. Es de lo que mejores recuerdos me llevo, estar ensayando con los chicos en el hotel. Siempre se sentían buenas vibras.

-¿Viviste como una desilusión el haber perdido la final?

-¡Para nada! Nunca lo viví así. Jamás lo consideré una derrota. Yo ya había ganado al pasar a la final, o antes a las semis, ¡o cuando se me dieron vuelta las sillas! Parece loco decirlo, pero no lo tomé como derrota en ningún momento, sino que estaba feliz de la vida porque todo cerró como tenía que cerrar, fue perfecto.