Ciudad Magazine

Notas Top

Lola Ponce, la rosarina que dejó el país para triunfar: "Soy argentina pura sangre, solo que me tocó ese destino para crecer como artista"

La actriz y cantante se fue a los 18 años y habló de su vida en Miami, sus hijas y su papel en Club 57, de Nickelodeon.

Lola Ponce, la rosarina que dejó el país para triunfar: Soy argentina pura sangre, solo que me tocó ese destino para crecer como artista
Lola Ponce, la rosarina que dejó el país para triunfar: Soy argentina pura sangre, solo que me tocó ese destino para crecer como artista

Lola Ponce (36) lleva la mitad de su vida fuera de Argentina. Con tan solo 18 años, la cantante y actriz rosarina armó sus valijas y emprendió una travesía hacia Europa. Tras varios años de éxito en Italia, hace una década se instaló en la soleada Miami, donde formó una familia junto al galán mexicano Aarón Díaz (37), con quien tuvo a sus hijas, Erin (6) y Regina (4).

Actualmente, participa en Club 57, la nueva serie de Nickelodeon, que sigue las aventuras de Eva y su hermano Rubén, quienes accidentalmente se transportan al año 1957. Los chicos hacen todo lo posible para volver a casa, hasta que Eva se enamora de JJ y decide quedarse en el pasado, desencadenando un efecto mariposa que cambia sus vidas para peor en vez de mejor.

-¿Qué nos podés contar de tu personaje en Club 57?

-Estoy muy feliz de formar parte de la familia Nickelodeon. Donna es mi personaje, soy ‘guest star’, es una mamma italoargentina del protagonista de la historia, JJ, interpretado por el actor italiano Riccardo Frascari.

-Sos una figura reconocida en Estados Unidos y el mercado latino, aunque no tanto en Argentina. ¿Es algo que te pesa? ¿Lo sentís como una deuda pendiente?

-Para nada, amo a mi país y siempre me dieron respeto y amor. Siguieron mi carrera siempre de cerca y eso es un privilegio que siempre valore mucho porque me da fuerzas y alegría que la gente y la prensa puedan ver qué lindas cosas pasaron con mi vida. ¡Y voy por mucho más!

"La verdad es que si bien al principio costó mucho irme de Argentina, no me arrepiento. Mi familia y Dios me ayudaron a brillar y a seguir haciendo mis sueños realidad".

-Te fuiste a los 18 años del país. ¿Te seguís sintiendo argentina o más una ciudadana del mundo?

-Soy argentina pura sangre, solo que me tocó ese destino para poder evolucionar y crecer como artista y la verdad es que si bien al principio costó mucho, no me arrepiento. Mi familia y Dios me ayudaron a brillar y a seguir haciendo mis sueños realidad.

-Llevás nueve años con tu pareja, Aarón Díaz: ¿hay posibilidades de que venga un bebé más a la familia?

-No creo. Estamos súper así... Todo se dio naturalmente. Los tiempos de Dios son perfectos.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu vida en Miami?

-Estar en contacto con la naturaleza, estar cerca de los países y ciudades donde también trabajamos como Italia, Argentina, México. Además, es muy cerca de New York, Los Ángeles. Es la base perfecta.

-¿Y algo que extrañes de Argentina?

-Todo, Argentina está en mi corazón eternamente.

-¿Cómo es el día a día con tus hijos, Regina y Erin?

-¡Corriendo! Sin parar, porque además sigo grabando música, gracias a Dios me divierte mucho estar ocupada en muchas cosas, me ayuda a crear, estamos siempre en movimiento y eso es muy bueno.

"Mis hijas aman nuestro país, hablan muy bien español también y cuando van perfeccionan el acento. Son fanáticas del asado y el dulce de leche".

-¿Tus hijas conocen Argentina?

-¡Claro! Mi primera hija nació en Rosario. Vamos generalmente para las fiestas. Aman nuestro país, hablan muy bien español también y cuando van perfeccionan el acento. Son fanáticas del asado y el dulce de leche.

-¿Cómo ves la situación política, social y económica de Argentina a la distancia?

-A la distancia o estando ahí la situación es la misma. Todos queremos que nuestro país esté espléndido.

¡Suscribite al newsletter de Ciudad! Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.

¡Click Aquí!

​​​