Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Inesperado gesto de Roberto García Moritán en vivo cuando Flor Peña le preguntó si le molestaba el mote de ser "el marido de Pampita"

El político sorprendió a la conductora al levantarse del sillón de LPA para dar un contundente mensaje mirando a cámara. 

Contundente gesto de Roberto García Moritán en vivo cuando Flor Peña le preguntó si le molestaba el mote de ser "el marido de Pampita"

En un profundo mano a mano que mantuvo con Flor Peña en LPA, Roberto García Moritán respondió todas las preguntas referidas a su carrera como político y llamó la atención con un inesperado gesto dedicado a Carolina “Pampita” Ardohain, su esposa, con quien tiene a su beba, Ana.

En un ping-pong de preguntas y respuestas, la conductora del ciclo de América fue al hueso con su consulta: “¿Te molesta mucho que te digan ‘el marido de Pampita’? Porque sos el marido de Pampita, pero que te lo digan como para molestarte”, indagó.

Sin dudarlo, el invitado (que también es papá de Santino y Delfina, frutos de su anterior relación con Milagros Brito) respondió rápidamente: “Estoy muy orgulloso de ser el marido de Pampita, estoy muy orgulloso de la familia que armamos”.

"Mirá, voy a hacer una cosa. No sé si está bien lo que estoy haciendo. ¿Dónde está la cámara? Estoy muy orgulloso de ser el marido de Pampita. Estoy loco de amor por Carolina".

Pero la sorpresa llegó cuando Roberto se paró del sillón para reforzar su postura: “Mirá, voy a hacer una cosa. No sé si está bien lo que estoy haciendo. ¿Dónde está la cámara? Estoy muy orgulloso de ser el marido de Pampita. Estoy loco de amor por Carolina”, sentenció mirado fijo a quién lo estaba enfocando.

“Me volvería a casar todos los días, la amo. Amo la familia que formamos, amo a Ana, a Santino, Delfi, Blanca, Bauti, Beltrán, Beni… ¡uy, qué lío tengo con la cantidad de nombres! Estoy muy feliz y orgulloso”, agregó, nombrando también a los hijos que la top tuvo con Benjamín Vicuña.

Por último, el empresario se refirió al tenso cruce que mantuvo en junio pasado con Benerice Iañez cuando, en plena sesión legislativa, lo chicaneó llamándolo de ‘Pampito’: “Se instaló la idea de que me molesta y no me molesta para nada. Ahora fíjate mi interpretación del insulto. Para mí, el insulto manifiesta lo machista que es la persona que lo dice porque lo que le joroba, a fin de cuentas y me está tratando de hacer burla, es que mi mujer sea más conocida, espectacular y éxito. Me lo dice como ninguneándome porque yo soy menos que mi mujer. ¿Cuál es el problema? Ella es grandiosa y la voy a acompañar toda su vida para que sea más grandiosa todavía”.