Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La indignación de María Julia Oliván por el trato que recibió su hijo con autismo en Aeroparque: "¿Nadie sabe qué hacer?"

La periodista, enojadísma desde un vivo en el lugar, estalló por el desconocimiento que tenía el personal de la ley de discapacidad.

María Julia Oliván, enojadísima por el trato que recibió su hijo en Aeroparque por su hijo con autismo

Una desagradable experiencia vivió María Julia Oliván en Aeroparque con su hijo Antonio, quien tiene un trastorno dentro del espectro autista, hizo que la periodista, exhausta pero muy enojada, realice un vivo de Instagram para relatar el mal momento que vivió con su nene.

Así la periodista estalló por la falta de prioridad que tuvo su hijo para abordar el vuelo con destino a Punta del Este que tenían con su marido.  “Soy una persona educada y espero que me digan que tengo prioridad, aparte lo conté en trescientos millones de canales”, señaló, enojada por el desconocimiento que tuvo de los empleados de la aerolínea.

Así María Julia contó que tuvo que repetir varias veces que su hijo tenía una discapacidad y que debía tener prioridad, de acuerdo a las leyes vigentes, mientras lidiaba con su nene y los estímulos del aeropuerto. “Después, en Migraciones, dije otra vez que tenía un nene con autismo. Era como la quinta vez que lo decía. Por supuesto se me escapó, lo corrí, lo tuve que meter en el baño de discapacitados para aguantar un rato”, relató.

"El personal de Migraciones me empezó a cagar a ped..., a decirme que no me tengo que poner nerviosa, que yo tenía que avisar. Como si fuera algo novedoso la ley de autismo, la ley de discapacidad. No podés ser tan forr..., pero este es un país lleno de forr…".

María Julia Oliván, enojadísima por el trato que recibió su hijo en Aeroparque

“¿Nadie de Migraciones ni nadie de Aerolíneas sabe que a una persona con autismo, a una persona con una discapacidad, hay que darle prioridad?”, señaló. “Estaba haciendo otra cola de veinte personas y una persona que estaba atrás mío preguntó si yo no tenía prioridad. Y el de Migraciones dijo ‘que les diga a los de adelante que tiene prioridad’”, recordó, enfurecida.

“Por supuesto el personal de Migraciones me empezó a cagar a ped..., a decirme que no me tengo que poner nerviosa, que yo tenía que avisar. Como si fuera algo novedoso la ley de autismo, la ley de discapacidad. No podés ser tan forr... Pero este es un país lleno de forr…”, siguió.

"Encima te revictimizan porque lo tenés que decir ochenta veces. Imagínense, para que yo me sienta mal, que me chupa todo un huevo y que tengo un montón de orgullo por mi hijo, lo que debe ser eso".

“Tanta pelotudez con el lenguaje inclusivo, con los cursos de mier... que hacen que gastan una fortuna. ¿En este país nadie sabe lo que hay que hacer con un chico con autismo? ¿Nadie sabe que a una mamá de un chico que se le escapa no es un maleducado, sino que es un chico que tiene un autismo y tiene un montón de estímulos y se pone nervioso? “, lanzó, mientras lidiaba con su nene ya en el bar del aeropuerto.

El fuerte descargo de María Julia Oliván por cómo fue tratada para tomar un vuelo con su hijo con autismo

“La próxima me voy a poner un cartel porque es más humillante agarrar a tu pibe del piso quinientas veces y decirle a los brutos de Migraciones y de Seguridad Aeroportuaria que tenés un nene con autismo que ponerte un cartel con un certificado de discapacidad”, señaló, furiosa. “Encima te revictimizan porque lo tenés que decir ochenta veces. Imagínense, para que yo me sienta mal, que me chupa todo un huevo y que tengo un montón de orgullo por mi hijo, lo que debe ser eso”, se lamentó.

“Hablan del lenguaje inclusivo, escuchan reggaeton, pero cuando hay que incluir realmente tenés que meter a tu nene en un baño porque si no se te escapa, porque nadie sabe una mierd…”, criticó a las autoridades.

“No somos unos forr... porque nos vamos unos días a otro país y no tengo que estar mostrándome en las redes, humillándome adelante de todos estos nabos que están acá en el aeropuerto, porque tengo un nene con autismo. Porque yo, lo único que tengo por este nene es orgullo. No tengo lástima”, cerró, contundente.