Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte reacción de Marina Calabró luego de que Jorge Rial dejara de seguirla en Instagram: "Me sorprende que el ofendido sea él"

La expanelista de TV Nostra se desahogó en un diálogo con Ciudad respecto del gesto del periodista en las redes sociales.

La reacción de Marina Calabró tras que Jorge Rial dejara de seguirla en Instagram: “Me sorprende que el ofendido sea él”
La reacción de Marina Calabró tras que Jorge Rial dejara de seguirla en Instagram: “Me sorprende que el ofendido sea él”

La enorme polémica por la decisión de Jorge Rial de dar por concluido TV Nostra, a menos de dos meses de debutar en el prime time de América, desató reacciones encontradas por parte del conductor. Tras su despedida al aire, donde dio los argumentos de su determinación, el periodista se expresó en Instagram: “No es momento para hablar, sino para reflexionar”.

Misma red social a través de la cual se manifestó para dejar de seguir la cuenta de Marina Calabró, quien había blanqueado su decepción y dolor por el abrupto final del programa donde era panelista. Por eso, Ciudad se comunicó con la columnista de espectáculos de Lanata sin filtros (lunes a viernes de 10 a 14 por Mitre, AM 790), quien se sorprendió: “Que me deje de seguir en Instagram hasta me dio ternura, ja. Mi hija (Mía, de 12 años) hace eso. Yo me enteré por ustedes porque subieron notas, sino ni reviso quién me sigue o no me sigue. Yo no soy una persona de redes, no entiendo nada y solo posteo mis looks”.

“Sé que también dejó de seguir a Diego Ramos, a Intrusos y a América… eso leí. Él sabrá, qué se yo… si todavía no logré comprender su decisión respecto de TV Nostra, miren si voy a poder interpretar qué quiso decir con esto. Supongo que será su manera de tomar distancia o expresar su descontento”, continuó Marina.

"Que me deje de seguir en Instagram hasta me dio ternura, ja. Mi hija (Mía, de 12 años) hace eso".

En ese punto, Calabró fue descarnada: “Me sorprende que habiéndose dado las cosas como se dieron, él ofendido sea él. Pero bueno, él sabrá cuál será su proceso, y yo en este momento no tengo más que margen para ocuparme del mío, sinceramente. Lamento que una buena relación de tantos años termine de una manera dolorosa, al menos para mí, porque lo lamento”.

Así, Marina puso en perspectiva su conflicto con Pampita y enfatizó: “Tengo problemas reales, quedarse sin laburo a fines de mayo en plena pandemia te arruina el año. Además, estoy muy decepcionada con Jorge. Creo que si ninguno de los tres nos merecíamos enterarnos sobre el pucho del final de TV Nostra, yo menos. Porque siempre le hice el aguante, porque estuve pendiente tanto de él como del programa siempre”.

“Lo vivo como una traición porque teníamos un diálogo diario. Esto es así y no lo puedo ocultar. (...) Lo que pasó con Jorge fue una gran decepción, es una persona en la que confiaba laboralmente y me dio un cachetazo de esa magnitud…”.

“Lo vivo como una traición porque teníamos un diálogo diario. Esto es así y no lo puedo ocultar. Por eso hablo de problemas reales al tratar de puteada de tránsito lo que pasó con Pampita. Lo que pasó con Jorge fue una gran decepción, es una persona en la que confiaba laboralmente y me dio un cachetazo de esa magnitud…”, siguió.

“Con el levantamiento de última está en su derecho, pero no puede avisarme dos horas antes. No me lo merezco, ninguno de los tres panelistas nos lo merecíamos. Pero yo menos, porque a Ángela y a Diego los conoció para este proyecto y conmigo hay una relación laboral y personal. No de amistad, pero sí de conocimiento y confianza de muchos años. Estoy muy mortificada por lo personal, además de por lo laboral”.

"Que hoy uno esté enojado no quiere decir que mañana no bajen las aguas y podamos sentarnos a tomar un café. El tiempo dirá".

Al final, Marina Calabró le dejó abierta la posibilidad a Jorge Rial para reencauzar el vínculo: “¿Qué si hay espacio para una reconciliación o comprensión? Sí, supongo que sí. De mi parte siempre hay margen. Que hoy uno esté enojado no quiere decir que mañana no bajen las aguas y podamos sentarnos a tomar un café. El tiempo dirá”.