Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte frase de la hija de Cinthia Fernández por su pelea con Matías Defederico: "Vos no te merecés esto"

En Momento D, la panelista recordó cómo fueron los angustiantes momentos que pasó con las pequeñas.

Cinthia Fernández recordó un fuerte momento con sus hijas en su último encontronazo con Defederico

El último fin de semana, Cinthia Fernández hizo público un nuevo cruce con su ex Matías Defederico luego de que este le prohibiera el ingreso a su country por la perimetral que ella le interpuso, razón por la cual las niñas casi se perdieron su clase de equitación.

En Momento D, la panelista se disculpó por llegar tarde y explicó que “no estaba bien” porque tuvo que ir a buscar a sus hijas al colegio, tras lo cual estalló en llanto al recordar que está “en conflicto” con Defederico porque no se quiso hacer cargo de ellas.

“Además de que hace varios días que estás con un estrés terrible, no puede comer. ¿No se puede cortar con este calvario?”, le preguntó Pampito. “Tuve en mis manos la solución que era extenderle la perimetral para que no vea a mis hijas, ¿y por qué voy a hacerle esto a ellas?”, señaló Fernández.  

CINTHIA FERNANDEZ RECORDÓ LA FUERTE FRASE DE SU HIJA EN MEDIO DE SU CONFLICTO CON MATÍAS DEFEDERICO

Tengo la solución y me la dio la Justicia, porque considera que todo esto es violento. Matías no me puso una cautelar, él presentó la que yo le puse a él, motivo por el que el barrio me tuvo que pedir una disculpa. Ni siquiera se tomaron la molestia de leer una cautelar, y por eso le va a caer una casta documento al barrio”, advirtió la panelista.

“Llamaron a la policía, mis hijas lloraban porque pensaban que iba a ir presa, no pudieron asistir a la clase, que tuve que ir a pedir por favor que me den un sobreturno y no había más caballos. Les dije ‘por favor, necesito sacarles este momento’ y pagué otra clase. No me importaba nada”, recordó Cinthia.

Cuando Doman le preguntó qué edades tienen sus hijas, ella contó un tremendo momento. “Tienen ocho y siete años. Ya entienden todo. Mi hija más chica me dijo ‘vos no te merecés esto’, y yo le decía ‘no importa, no importa, vamos a jugar’. Así todo el tiempo. ¿Por qué? ¡Basta!”, estalló.