Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El enojo de Tomás Dente con el coreógrafo de Sofi Morandi, a quien terminó sacando del aire: "No me gusta el destrato"

El conductor de Siempre Show se molestó con Nicolás Merlín cuando se negó a hablar de un romance que habría tenido con un compañero de ShowMatch.

Tomás Dente se enojó con Nicolás Merlín, el coreógrafo de Sofi Morandi y lo sacó del aire: "Dejémonos de joder"

Un momento de tensión se vivió en Siempre Show (Ciudad Magazine, lunes a viernes a las 20 horas) cuando Tomás Dente se molestó por la actitud de Nicolás Merlín, coach y bailarín de Sofi Morandi, al consultarle sobre su vida amorosa. ¿La reacción del conductor? Terminó sacándolo del aire y mostrando su indignación.

Todo surgió después de que Facundo Mazzei sugirió que el coreógrafo tenía una relación sentimental con Nicolás Sánchez, el bailarín de Sofía Pachano. "Preguntale a Facu, si es que tiene info. No estoy a la defensiva, pero es el último segundo que tenemos antes del vivo", aseguró, en alusión al ensayo que estaban haciendo en ese momento.

Tomás: "No vamos a estar mendigándole una nota a nadie. Por favor se los pido, chicos. No me gusta el destrato de la gente", aseguró. "Hace muchos años que laburo de esto. A mí me responde Susana, Mirtha, dejémonos de joder".

Como las preguntas sobre su vida sentimental continuaron, Nicolás solo respondía diciendo "es información que tenés vos", lo que desencadenó en el enojo del animador del ciclo. "Dejalo ensayar", dijo, dando por terminado el móvil mientras el notero le decía al coach que Tomas se había molestado. "Que se enoje", lanzó, sin más vueltas.

Ya en el piso, Tomás se descargó. "No vamos a estar mendigándole una nota a nadie. Por favor se los pido, chicos. No me gusta el destrato de la gente", aseguró. "Hace muchos años que laburo de esto. A mí me responden Susana, Mirtha, dejémonos de joder", lanzó.

"Desde mi lugar como conductor, gente displicente, que no te rema las notas, yo, en los móviles de mi programa, no los quiero", finalizó Tomás Dente.

¡Qué momento!