Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Dante Ortega habló a fondo de la separación de sus papás, Guillermina Valdés y Sebastián: "Me pegó que fuese público"

El hijo de la empresaria y del productor admitió que le dolió que la ruptura estuviera en boca de todos.

Dante Ortega habló a fondo de la separación de sus papás, Guillermina Valdés y Sebastián Ortega.
Dante Ortega habló a fondo de la separación de sus papás, Guillermina Valdés y Sebastián Ortega.

Dante Ortega, que está cumpliendo su sueño de convertirse en un artista musical, habló a fondo de la separación de su mamá, Guillermina Valdés, y su papá, Sebastián Ortega.

Muy reflexivo, el cantante admitió que le dolió que Guillermina y Sebastián se separaran. Y aclaró que lo que más le afectó es que la separación tomara repercusión pública.

"La separación de mis papás nos pegó un poco... Porque a todos los hijos nos pega, en algún punto, ese cambio rotundo en la vida de nuestros papás", expresó en diálogo con Teleshow.

"Entiendo que es muy difícil que tus papás se separen y a los dos días se abracen y se junten a comer asado"

"Pero nadie tiene culpas acá, ni los papás ni nadie. Cuando uno es chico, como que no entiende esas situaciones: le duele, se encabrona. Después vas entendiendo que es muy difícil el mundo de los adultos", sumó.

CÓMO VIVIÓ DANTE LA SEPARACIÓN DE GUILLERMINA VALDÉS Y SEBASTIÁN ORTEGA

"Me pegó que fuese público, pero también creo que no fue culpa de ellos. Porque es algo que se iba a dar: sabiendo que son dos personas públicas, se iba a levantar que se separaron y toda la polémica que hubo", afirmó en la nota. 

"Eso en algún punto me pegó, pero entiendo que es muy difícil que tus papás se separen y a los dos días se abracen y se junten a comer asado", expresó Dante.

"No hay que meterse en las cosas de los grandes. Después, ya me liberé y dije: 'Ya fue'"

Y se despidió revelando cuándo soltó el tema, dejando de centrarse en la separación de Guillermina y Sebastián para enfocarse en su vida.

"Yo me metía mucho de chico en todas esas cuestiones y después, de grande, fui entendiendo que uno tiene que saber dónde poner la energía y que no hay que meterse en las cosas de los grandes. Después, ya me liberé y dije: 'Ya fue'", cerró.