Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Cinthia Fernández se quebró al contar un episodio de violencia de género que habría sufrido con Matías Dedeferico: "La pasé realmente mal"

La panelista reveló en LAM la grave situación que habría vivido en Chile con el padre de sus tres hijas.

El llanto desconsolado de Cinthia Fernández al recordar el fuerte episodio de violencia de género que habría vivido con Matías Defederico en Chile

La réplica de Cinthia Fernández (32) a Matías Defederico (31), quien el lunes había roto el silencio en Intrusos para afirmar que no tiene "algo por lo cual pedirle disculpas", terminó con una crisis de llanto y un muy grave relato. Todo comenzó luego de que la panelista de LAM afirmara que el padre de las mellizas Bella y Charis (7), y Francesca (6) sí les debía “pedir perdón a sus hijas”.

Luego, Cinthia relató cómo fue la vez que le dejó plantado el celular a su exmarido para que encontrara un mensaje escrito para que creyera que le había sido infiel. “Él estaba celoso de una persona que estaba mucho tiempo conmigo por cuestiones laborales. A mi amigo le había puesto ‘¿Cómo estás? Qué ganas de estar ahí y darte un beso’. Y a propósito dejé el teléfono donde estaba Matías, porque él siempre me revisaba”.

“Dejé el teléfono y me fui a dormir con mi hija. Cuando él volvió a las 8 de la mañana, lo vio y dijo ‘qué es esto, hija de p…, me estás cagando’. Y él me tiene amenazada con ese mensaje, para decirle a las nenas que ahora van a saber que yo rompí la familia. En ese momento, le dije que ya no sabía más que hacer para que me diera bola, para que me haga sentir mujer, que me quiera a mí y no esté en un boliche”.

"Lloro por lo que yo viví, esto es una pelot.... Yo lo amenazaba con contar esto, y estoy siendo discreta, no conté. Tengo fotos de todo… ¡De todo!".

“Él me tiene amenazada con mostrar ese mensaje, como dejándome como una puta, porque siempre el argumento básico es que yo soy la puta y la trola. Hoy yo me siento libre, porque a mí siempre me dio vergüenza. Ojalá lo hubiera cagado”.

Entre lágrimas, Cinthia expresó: “Me liberé de un montón de cosas, porque realmente la pasé mal. Y nunca hablé, y estuve muchos años”.

En una crisis de llanto incontenible, continuó: “Yo me fui a Chile, a Arica (en 2016), donde hay un solo hospital en el que pueden saber que hubo una entrada mía… hace muchísimos años me pasó esto. Y después me pasó con mis hijas. Y no saben lo que fue… No saben lo que fue realmente, y estuve sola. No tenía un mango para poder ir a la agencia de viajes y poder volverme sola. Tardé tres años en decírselo a mi mamá”.

“Yo me fui a Chile, a Arica (en 2016), donde hay un solo hospital en el que pueden saber que hubo una entrada mía… hace muchísimos años me pasó esto. Y después me pasó con mis hijas. Y no saben lo que fue… No saben lo que fue realmente, y estuve sola. No tenía un mango para poder ir a la agencia de viajes y poder volverme sola".

Intrigado, Ángel de Brito indagó: “¿Tanto te angustiaba esto?”. Sin embargo, Cinthia aclaró que no sufrió por el episodio de la falsa infidelidad y exclamó: “No, no es por esto. Es por lo que yo viví, esto es una pelotudez. Yo lo amenazaba con contar esto, y estoy siendo discreta, no conté. Tengo fotos de todo… ¡De todo!”.

Al final, Ángel de Brito eximió a Cinthia Fernández de seguir hablando al aire ya que estaba muy quebrado, y en simultáneo en la pantalla apareció la placa que indicaba pedir ayuda al 144 en casos de sufrir violencia de género.