Braulio Assanelli, el gran ganador de La Voz Argentina: "Estoy viviendo un sueño"

El campeón del reality de Telefe contó qué hará con el dinero del premio y cómo se prepara para el Gran Rex, en una charla íntima con Ciudad.

Braulio Assanelli, el gran ganador de La Voz Argentina:
Braulio Assanelli, el gran ganador de La Voz Argentina:

El final de La Voz Argentina consagró a Braulio Assanelli (23) como gran campeón del reality, y el resultado fue una grata sorpresa. Talentoso desde su primera audición, pero fuera del radar de los "candidatos cantados”, el uruguayo se alzó con el premio de 500.000 pesos, la promesa de grabar un disco con la producción de Ricardo Montaner y la realización de un increíble recital en el Gran Rex ¡este mismo miércoles! junto a los demás finalistas. El público, que lo eligió por encima de Lucas Belbruno y Amorina Alday y Juliana Gallipoliti.

Todo un cambio en la vida del muchacho nacido en San Ramón, un pueblo de 7.000 habitantes dentro de Canelones, que además se dedica a la doma racional de caballos. Allí vive con sus padres: Víctor, un militar retirado, y Ana, una maestra, y junto a sus hermanos Juan José (14) y Mariana (28). Orgulloso de sus raíces, Braulio sabe que fue fundamental el apoyo recibido del otro lado del Río de la Plata y, en una charla con Ciudad, afirmó: "Cuando vuelva a Uruguay me van a hacer un lindo recibimiento. Por eso el día que llegue quiero hacer un show grande para todos ellos".

"Desde el principio vine sin expectativas, vine para que quede un video registrado en Youtube, nada más. Llevarme el premio es un sueño".

-¡Felicitaciones! ¿Te imaginabas ser el ganador del concurso?

-No me esperaba ganar. Fue algo que me tomó por sorpresa, más allá de todo lo que me tocó vivir en el programa. Fue todo muy loco ir pasando etapa por etapa, cosas que yo jamás pensé que me pasarían. Como llegar a la final y llevarme el premio... todo esto es más que un sueño. No me lo esperé nunca. Desde el principio vine sin expectativas, vine para que quede un video registrado en Youtube, nada más. Estoy viviendo un sueño.

-¿Cómo te preparás para subirte al escenario del Gran Rex?

-¡Muy bien! Estamos preparándonos con el resto de los compañeros clasificados para eso. Llevaremos algunas cosas que ya hicimos dentro de La Voz Argentina, pero también canciones nuevas. Estoy con muchas ganas de seguir trabajando, que es lo principal, y ahora que empezamos, no paro más.

-¿Te pone nervioso salir a cantar en un teatro tan emblemático de Buenos Aires?

-Y sí… Es una de las cosas que todos soñamos desde el primer día. Me da un poco de ansiedad por ver cómo es, porque nunca fui. ¡Y subir directo a cantar va a ser muy loco! Pero voy a disfrutarlo, y también ya estamos un poco curados de espanto por salir en el escenario de La Voz, en el que además nos ve mucha gente por la tele. Esa experiencia aplaca los nervios. Lo vamos a disfrutar todos.

"La doma racional también es un arte, es una forma de adiestrar a un animal salvaje que tiene mucho miedo y me parece que también puedo explotar todo lo que me gusta hacer con los caballos por ese lado. Nunca lo voy a dejar".

-¿Vas a dejar la doma de caballos para dedicarte de lleno a la música?

-Ahora le voy a dar a full a la música, pero nunca voy a dejar de lado a los caballos. La doma racional también es un arte, es una forma de adiestrar a un animal salvaje que tiene mucho miedo y me parece que también puedo explotar todo lo que me gusta hacer con los caballos por ese lado. Nunca lo voy a dejar.

-¿Estás en pareja?

-Estoy soltero, por ahora no tengo pareja. Y ahora, mantener una pareja va a ser un poco difícil. La idea es concentrarme en la música, trabajar.

-¿Te llegaron muchas propuestas para tener citas con la explosión de fama?

-Sí, ja, ja. Me llegaron muchas propuestas, tanto para ir a tomar algo, cenar, ir a conocer Argentina... Por suerte hay muchas personas que se han ofrecido para todo tipo de experiencias.

"Estoy soltero. Pero me llegaron muchas propuestas, tanto para ir a tomar algo, cenar, ir a conocer Argentina. Por suerte hay muchas personas que se han ofrecido para todo tipo de experiencias para vivir en Argentina".

-¿Cómo reaccionas ante eso?

-Yo intento responderle a todo el mundo. También intento quedarme en donde estoy, no abusar de esto que sé que quizá me puede llegar a confundir. Quiero mantenerme con los pies en la tierra y no distraerme con esas cosas, quiero estar tranquilo.

-¿Tenías cábalas?

-Sí. Antes de salir al escenario mi cábala era que siempre tomaba mate, ¡por más que me quedaran los dientes manchados!

"Antes de salir al escenario mi cábala era que siempre tomaba mate, por más que me quedaran los dientes manchados".

-¿Cuál es tu fórmula para tomar mate?

-Sin azúcar y yerba normal. Me traje los paquetes que consumo en Uruguay para Argentina. Es un mate amargo y simple.

-¿Qué fue lo que más aprendiste de Ricardo Montaner?

-Aprendí muchísimas cosas de Ricardo, pero lo que más me quedó fue a pararme en el escenario y controlar los nervios.

"Lo que más me quedó de lo que me enseñó Ricardo Montaner fue a pararme en el escenario y controlar los nervios".

-¿Qué sentiste al conocer a la Sole, a quien admirabas de chico?

-La Sole es divina por todo lo que me dijo. Fue un sueño haberla conocido personalmente.

-¿Ya arrancaron a pensar el disco que vas a sacar con la producción de Montaner?

-La verdad es que no sé cómo va a ser eso, no empezamos a trabajar aún. Seguramente se inicie una vez finalizadas las giras. Por ahora los tiempos son más bien apretados. No tengo dudas de que el disco va a salir y va a estar buenísimo.

-Ahora que ganaste, ¿vas a tener que cumplir alguna promesa?

-Al clasificar en la semifinal le prometí a Marito Viluron que si ganaba lo iba a ayudar para comprarle la silla de ruedas especial a su hermano. Se la voy a comprar. Él viene de una familia parecida a la mía, aunque ellos son unos 11 hermanos y uno de ellos tiene una capacidad distinta que le exige tener una silla especial para poder moverse y tener una mejor calidad de vida. A Marito le salía muy cara y le dije que si llegaba a la final lo iba a ayudar. Y que si la silla se podía comprar, lo iba a hacer sin problemas.

"Al clasificar en la semifinal le prometí a Marito Viluron que si ganaba lo iba a ayudar para comprarle la silla de ruedas especial a su hermano. Se la voy a comprar".

-¿El resto del dinero ya tiene un destino preestablecido?

-Todavía no tengo nada pensado, depende de lo que me cueste esa silla de ruedas. Voy a ver cómo invertir el dinero. Quiero invertirlo, trabajarlo de la mejor manera y hacerlo crecer.

-En el video de presentación de La Voz Argentina se te vio un lomazo cuando montabas a caballo, ¿cuidás mucho tu cuerpo?

-Intento mantenerme haciendo algún ejercicio, barra. El gimnasio endurece y ensancha mucho, y a mí no me llama la atención el tema del tamaño, sino mantenerme bien. Yo soy un rústico. Por la cuestión estética del programa me empezaron a cuidar la alineación de las cejas, afeitar la barba, cortarme el pelo. Exigencias que hay que cumplir, pero yo llegué bastante rústico al reality. De ahora en más me voy a mantener con el estilo que me dieron en el programa, porque es lo que a la gente le gusta y a mí también.