Ashley Greene, deprimida por culpa de "Crepúsculo"

La actriz, que interpreta a Alice Cullen en la exitosa saga de Crepúsculo, no sabe lidiar con el éxito que le dio la película.
Por un lado están las estrellas que disfrutan de la fama, otros que reniegan de ella y otros que, como en el caso de Ashley Greene, no saben lidiar demasiado bien con su popularidad.

La actriz que da vida a Alice Cullen en la saga Crepúsculo confesó que sufrió una "pequeña depresión" por culpa del impactante fenómeno fan posterior al estreno de Crepúsculo y Luna Nueva.

"Hubo un momento en el realmente sufrí esa pequeña depresión porque todo esto era nuevo para mí y me llegó demasiado deprisa y yo sólo pensaba: ¿Por qué la gente no para de hablar de eso? ¿Por qué la gente se preocupa de qué me pongo, qué como o por qué no llevo zapatos de tacón? . Es la parte oscura de estar en el ojo público", explicó Greene.

Además, Ashley Greene admitió que no le cae demasiado bien que sus fans la vean como su "modelo a seguir".

"Cuando las chicas se me acercan y me dicen: Eres mi modelo a seguir , realmente es muy halagador pero también me asusta porque no soy perfecta y sé que voy a cometer fallos. Pero he decidido que tengo que seguir con mi vida y hacer lo que tenga que hacer. Gracias a dios la gente me quiere por quien soy, no por quien aparento ser", contó Greene.

Antes de triunfar como actriz, Ashley trabajaba como moza y aunque declara que a veces le cuesta soportar el peso de la fama, admite que todo lo que le está ocurriendo es realmente "increíble".