Top five: lo mejor del 2009

El 2009 recién acaba de irse y para terminar de despedirlo recordamos lo mejor que nos dejó, los sucesos mas interesantes y mediáticos del año.
Hacemos un repaso por lo mejor que nos dejó el 2009 en materia de espectáculos. La pelea más bizarra, el surgimiento de los mediáticos más excéntricos, la diosa más caliente, la confesión del año y el suceso más escandaloso.

La pelea del año: Fort vs. Alé

Acostumbrados a las peleas de verano de las vedettes del mundo, estos dos muchachos vinieron a darle vida a un género apoderado por las mujeres de la farándula.

Todo comenzó cuando Matías Alé amenazó en Intrusos (América) a Ricardo Fort con pegarle por haberle mandado un mensajito de texto a su novia, Silvina Escudero. Luego en "El Musical de tus Sueños", el millonario, ni lento ni perezoso, salió con los tapones de punta y acusó al ex de Graciela Alfano de haberlo tildado la noche anterior de choco-loca.

Pero la cosa no terminó ahí, los chicos seguían furiosos y la pelea siguió. Así fue como Alé y Fort subieron la apuesta y la pantalla de América se convirtió en el ring perfecto. Todo hasta que el rating los acompañó y hasta que el programa de Tinelli salió al aire. Después, hubo reconciliación.

La estrella del año: Zulma Lobato

Ella es, sin dudas, la protagonista bizarra más importante del año. Nos hizo reír a carcajadas con sus insólitas declaraciones y presentaciones en todos los programas a los que fue. Desde su primera aparición en tv., hace tan sólo pocos meses se convirtió en la mayor vedette de la tele.

Recordamos que Zulma saltó a la fama en el programa de Anabela Ascar en Crónica TV, donde realizó un verdadero espectáculo al cantar y bailar el tema "Resistiré".

Desde ese momento sublime, Zulma supo conquistarnos y deleitarnos con sus reiteradas apariciones en la pantalla chica y con su hit número uno, ese que todos alguna vez tarareamos: "Hasta Tinelli y el Maipo no paro".

¿Quién era antes esta mediática? Era un tal Miguel Alfredo Dekleve, que a sus 51 años, decidió travestirse y auto bautizarse como Zulma Lobato en homenaje a sus dos grandes ídolas, Zulma Faiad y Nélida Lobato.

El escándalo del 2009: Natacha Jaitt

Si bien ya era conocida dentro del ambiente del espectáculo, Natcha Jaitt alcanzó su punto máximo de fama con un escándalo que dio que hablar. A principios de noviembre no tuvo mejor idea que presentar un polémico show en un boliche de la comunidad de General Madariaga, en donde no sólo protagonizo un osado un strip tease sino que además invitó a algunos integrantes de la platea masculino y, según diferentes versiones, Natacha Jaitt le practicó sexo oral a esos jóvenes en público (y ellos a ella).

La confesión del año: Xuxa: "tengo orgasmos múltiples"

A diferencia de otras artistas, en los últimos tiempos Xuxa mostró un perfil bajo. Sin embargo, cuando apareció este año con semejante declaración le bastó para que la prensa hablara de ella bastante tiempo.

La animadora infantil brasileña, cuyo verdadero nombre es María das Gra ç as Meneguel, afirmó en una entrevista a TV Globo que tiene "orgasmos múltiples".

Pero eso no fue todo, ya que "la Reina de los Bajitos" dijo que tuvo una experiencia con gnomos. "Estaba en una hacienda cuando levanté la colcha y vi a un duende abajo de la cama", dijo Xuxa.

La diosa del año: Megan Fox

Fue noticia durante todo el año. Durante los 365 días pasados, la modelo y actriz, declaró que era bisexual , y después que se sentía "como una prostituta ". Entre otras cosas, además, reveló que cuando tenía 18 años, mantuvo una relación con una stripper rusa y que estuvo obsesionada por la actriz pornográfica Jenna Jameson.

Fue tanta la exposición de Megan Fox en todos los medios de comunicación del mundo que hartó a varias personas, las cuales no quisieron saber más nada de la diosa del 2009 y propusieron hacer un "apagón de Internet de Megan Fox". Claro está... no lo lograron.

Por último, merece una mención especial de uno de los sucesos más interesantes que nos dejó el 2009: la historia del "niño del globo". Un chico que mantuvo en vilo a todo el mundo porque se creía que había salido volando de su casa en un globo de helio (de fabricación casera). Durante horas y horas, las cámaras de la tele mostraron el recorrido del objeto volador hasta que aterrizó... sin el chico adentro. En realidad, el pobre nene estaba escondido en el interior de la vivienda y todo había sido una farsa de los padres para salir en los medios, algo que les costó caro: una multa por varios miles de dólares.