Granata quiere comer sushi

Sacó a la luz su romance con un empresario llamado Juan Pablo y se siente dichosa: se quitó el estigma de ser la ex del Ogro Fabbiani para convertirse en la panelista que prefiere el sushi.
Ahora que sacó a la luz su romance con un empresario llamado Juan Pablo, Granata se siente dichosa: se quitó el estigma de ser la ex del Ogro Fabbiani, para pasar a ser simplemente Amalia Granata, panelista de "Un mundo perfecto".

Sin embargo, lejos de aprovechar la "extirpación" final de esa mochila, la rubia sigue haciendo referencia a su pasado, aún cuando se encuentra hablando de otro tema, aún cuando la situación no lo amerita.

Consultada por su viaje a Rosario para presenciar el show de Cristian Castro, Granata se encargó de comparar su nueva vida con la anterior, con la que en un efímero tiempo supo compartir con el delantero de River.

Textualmente dijo: "Yo salí de la grasada", refiriéndose a la nueva relación que, entre otras cosas, le permite viajar a Punta del Este en plan de fin de semana. A su vez reforzó esa aclaración declarando: "Por suerte ya no como más ravioles sino sushi".

Con estos títulos Amalia sigue demostrando que a pesar de la distancia y los cambios favorables, su perfil de mujer despechada sigue vigente.