Pasar al contenido principal

DIGNO DE UN CULEBRÓN

La historia oculta de la crisis de Wanda Nara y Maxi López

Por qué ella escribió la palabra "decepción" en Twitter. El descubrimiento de la vedette que habría desatado el escándalo en Catania. Todos los detalles.

Martes 30 de Agosto de 2011

Parece una novela. Un culebrón digno de Pol-ka. Pero de guionado no tiene nada. El rumor, que aparece en la tapa de Caras y se replica en todos los medios, indica que habría una importante crisis en el matrimonio de Wanda Nara y Maxi López. ¿El motivo? Ella lo habría descubierto en una situación comprometida.

Ciudad.com habló con Andrés Nara, el padre de la vedette, quien desmintió que exista tal crisis, pero aportó un dato clave: "Lo que pasó es que un allegado anduvo con cuatro chicas, una cosa así. Pero nada que ver. Trascendió eso, pero por otra persona que no tiene nada que ver con Maxi", reveló.

Pero más allá de la palabra oficial, Ciudad.com accedió a información exclusiva que ayudaría a entender esta historia, que cuenta con el agregado -no menor- de que Wanda transita el cuarto mes de embarazo de su tercer hijo:

Dos semanas atrás, Wanda Nara encontró el celular de Maxi López olvidado en su casa de Catania (él juega en el equipo de la ciudad). Y al abrirlo, habría observado un mensaje de texto sospechoso, de un allegado a su marido. "El mensaje decía: 'Dale, venite que ya llegaron las cuatro chicas'", le contó alguien del entorno de la vedette a este sitio.

Al ver esto, Wanda habría salido disparada para una casa contigua a la suya, adonde estaba parando este allegado al futbolista. Y comenzó a golpear la puerta con insistencia, hasta que le abrieron. "Ella estaba con el celular en una mano y una cámara de fotos en la otra", describió alguien que tomó conocimiento de lo sucedido.

El cuadro de situación con el que se habría encontrado Wanda es el del allegado y las "cuatro chicas" en el domicilio. Pero sin Maxi en el lugar. Sin embargo, Nara habría alcanzado a ver cómo su marido salía por otro sector de la casa, lo que habría provocado su ira. Tal fue la bronca de la vedette, que habría ido en busca de uno de los autos de López, para patearlo y golpearlo.

Nora, la madre de Wanda, se encontraba en Italia (hoy sigue allá). Y le habría aconsejado a su hija volverse a Buenos Aires, para cuidar su embarazo. Sobre todo, luego de algunos malestares que tuvo ella después de este hecho. Pero la decisión de la hermana de Zaira fue quedarse en Catania para evitar que el tema trascendiera en los medios.

Sin embargo, no pudo evitar escribir "decepción" en un tweet que borró a los pocos minutos, al darse cuenta de la repercusión que tuvo. Esa fue la alarma que advirtió que algo pasaba. Para conocer las consecuencias, habrá que esperar a los próximos días.

EL PADRE DE WANDA NARA HABLA DEL RUMOR DE CRISIS