María Eugenia Ritó, en crisis: "Estoy distanciada de mi marido" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

María Eugenia Ritó, en crisis: "Estoy distanciada de mi marido"

La vedette rompió el silencio y reconoció que pasa por un mal momento su relación con Marcelo Salinas, su pareja desde hace una década y su marido desde hace 6 años y medio.

"Estoy distanciada. No hay divorcio como dicen. No hay una separación por ahora, espero que no la haya".

Los rumores de crisis en su pareja venían desde hace unas semanas. María Eugenia Ritó (37) mantenía un perfil bajo, no quería dar notas y mucho menos hacer declaraciones sobre el tema.

Pero en la tarde de este martes en Infama, habló por primera vez del mal momento que atraviesa su relación con Marcelo Salinas (47), su pareja desde hace una decáda y su marido desde hace 6 años y medio (se casaron el 29 de septiembre de 2006): "Estoy distanciada. No hay divorcio como dicen. No hay una separación por ahora, espero que no la haya. Uno nunca sabe la verdad ni tiene nada comprado. Lo importante es que estamos, nos vemos".

"De parte de los dos lados tiene que haber un cambio. A mí sí me gustaría volver, pero no dejaría de lado mi profesión que es lo que amo. Este verano fue la primera vez que la dejé de lado porque él me lo pidió, decidí tomarme un año sabático y después no me pareció tan copado".

"Por lo menos hoy, al menos que sea algo terrible, no voy a hablar de mi vida privada por respeto a la persona que está al lado mío y a su familia, que es mi familia (N. de la R. Marcelo Salinas tiene tres hijos de un anterior matrimonio, Alejandra, Manuel y Mariano), porque no estoy divorciada, no quiero hablar. Me encontraron y bueno... Estoy distanciada, estoy viendo, estamos viendo", agregó Ritó.

Sobre las posibilidades de una reconciliación, la vedette dijo: "Depende mucho de los dos volver. Es un 50 y un 50 por ciento. De parte de los dos lados tiene que haber un cambio. Si se concreta, se hace. A mí sí me gustaría, pero no dejaría de lado mi profesión que es lo que amo. Este verano fue la primera vez que la dejé de lado porque él me lo pidió, hice un impasse. Decidí tomarme un año sabático y después no me pareció tan copado".

En el final, Ritó aclaró: "Gracias a Dios no es por engaño ni por tema de un hijo, todo lo contrario". Además, sobre su futuro laboral, remarcó: "El día que quiera volver, vuelvo y arrancaré otra vez".

TE PUEDE INTERESAR