Nancy Pazos, Diego Santilli y Analía Maiorana: un triángulo amoroso explosivo y con final incierto - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Nancy Pazos, Diego Santilli y Analía Maiorana: un triángulo amoroso explosivo y con final incierto

Sin dudas, la peor pesadilla de un político en campaña es estar envuelto en un conflicto de polleras. En el hemisferio norte es moneda corriente y suele dejar heridas irreparables. Detalles de un trío farandulesco al filo del escándalo.

Arriba: Nancy Pazos y Santilli en épocas felices. Abajo: Analía Maiorana, ¿tercera en discordia? (Fotos: revista Noticias y Web)

Sin dudas, la peor pesadilla de un político en campaña es estar envuelto en un conflicto de polleras. La difusión de la vida privada de los funcionarios es  moneda corriente en el hemisferio norte y suele dejar en los candidatos heridas irreparables. Y por estos días en la Argentina se desarrolla un trío con toques farandulescos al filo del escándalo...

Santilli niega la existencia de un nuevo amor. Y en privado asegura que no volverá al hogar familiar, y que realizan la terapia compartida para fortalecer el vínculo familiar.


DE LA CRISIS A LA SEPARACION DEFINITIVA
Una ex mujer: periodista, popular, aguerrida y frontal. Una posible nueva relación con una modelo top y empresaria, recientemente separada. Y un funcionario luchando entre su entorno, sus mujeres, su familia y la vida pública, en la previa de las elecciones legislativas de octubre.

En estas tierras se mueven hoy Diego Santilli (46), Nancy Pazos (45) y Analia Maiorana (34). En tanto, el entorno del ministro porteño teme que la ex mujer termine arruinando la campaña. Aunque algunos aseguran que este tema podría ser un trampolín para mejorar su nivel de conocimiento público rápidamente, como lo han hecho otros tantos candidatos, recurriendo a la vida amorosa.

La historia de la pareja disuelta cuenta que el contador público y la periodista construyeron una vida en común durante los últimos 20 años, fueron amantes, novios y luego familia. Fundaron la ONG CANI (Cultura y Alimentación para una Nutrición Inteligente Responsable y Segura), tras superar el peor momento que les tocó vivir, cuando el síndrome urémico hemolítico puso en riesgo la vida de Nicanor, uno de sus tres hijos.

¿Por qué Maiorana no hizo una desmentida contundente? ¿Por qué deja una puerta abierta a que aparezcan fotos?  ¿Por qué se ataja diciendo que no sería un pecado?

Poco más se supo de esta familia, hasta que antes los rumores, Pazos dio la cara en Bien de Verano y confesó una fuerte crisis matrimonial, que vivían desde diciembre en casas separadas y que acudían a la terapia de pareja para sobrevellevar sus conflictos. También aclaró que él había decidido abandonar el hogar: “El me dejo”, lanzó tajante. Y agregó: “Estamos solos y si hubiera terceros se darían a conocer, aunque los terceros no son responsables de nada. Yo, claramente, no decidí separarme. Estuve tres meses tirada en la cama deprimida. Es el amor de mi vida”.

Sobre los motivos, ella aseguró que "hubo muchos errores compartidos, el tercer bebé vino casi como un pedido impresionante de él y yo no estaba tan convencida. Tener un tercer chico después de los 40, es difícil, a mí me dejó 18 kilos de más”.

En cambio, el funcionario niega la existencia de un nuevo amor. Y en privado asegura que no volverá al hogar familiar, y que realizan la terapia compartida para fortalecer el vínculo familiar.


LA AMBIGUA DECLARACION DE "LA OTRA"
Las declaraciones de Analía Maiorana a la revista Gente enturbiaron más la historia. “El ya estaba separado. Y me llamo por teléfono para disculparse. Yo me separé hace varios meses (después de 19 años junto a Martín Terra). Pobre Diego. Bah, pobre no... pobre de mí, quiero decir, porque me inventan un romance. A Diego lo conozco, con lo cual lo hemos hablado y nos hemos reído del tema. Te digo, el día que se vea una foto, ahí sí hablo”, relató, sembrando más dudas que desmentidas.

Nancy Pazos a Ciudad.com: "Sobre lo de Analía, no pienso comentar sus declaraciones. Le tienen que preguntar a Diego. Yo sigo con la terapia de pareja. Llamalo y que él opine desde lo personal y desde lo moral. No tengo más nada que decir”.

“Es más, antes de que salga todo esto, yo con mis hijas ya lo había hablado. Y que podían surgir cosas, ya sea Diego o ya sea otro. Así que, que viva la campaña tranquilo. Como dije en una nota, si él está soltero y yo estoy soltera, bueno, a ver…no es pecado ¿no? ¿Por qué no salir con un político? Nunca se sabe, no tengo prejuicios”, fueron algunas de los ambiguos dichos de la modelo, quien recientemente inauguró su empresa Esmeralda Models.

Las malas lenguas dicen que Santilli le habría dado su apoyo y más que consejos, para este emprendimiento. Esmeralda Models es una agencia y escuela de modelos y artistas.

¿Por qué Maiorana no hizo una desmentida contundente? ¿Por qué deja una puerta abierta a que aparezcan fotos?  ¿Por qué se ataja diciendo que no sería un pecado?


UN FINAL INCIERTO
"Sobre lo de Analía, le tienen que preguntar a él. Yo sigo con la terapia de pareja. No pienso comentar sus declaraciones", me dijo Nancy Pazos tras consultarle por estas declaraciones. En los últimos días, varios periodistas de actualidad habían señalado en Twitter conocer la nueva relación de Santilli, lo cual “enloqueció” a Pazos, que inquirió en las redes sociales por una verdad que su expareja no le reconoce aún en la esfera privada.

Por eso, toma otra relevancia lo que Pazos declaró en BDV en mayo: “Me enamoré del único político que vi buena persona. En este momento, estoy esperando saber si realmente era tan buena persona como yo pensaba o era un político más”, dijo con una contundencia escalofriante.

“A todos los que me llamaron les pedí que lo llamaran a Diego para que opinara él. Recién se fue de acá con los chicos, que van a festejar con los abuelos el Día del Niño. Llamalo y que él opine desde lo personal y desde lo moral. Yo no tengo más nada que decir”, me dijo Nancy, antes de despedirse el domingo por la tarde.

Sólo el tiempo sabe cómo terminará esta historia.

TE PUEDE INTERESAR