Peter y su risa llegaron a lo de Mirtha Legrand