No pueden con Tinelli, así que las mellizas chetas quieren conquistar a Hoppe