El mensaje esperanzador de Estela Raval, en Intrusos en 2009