David Beckham, en calzoncillos para el SuperBowl