Las diosas desfilaron para Vernucci