Eugenia Tobal, más sensual que nunca