Clara Darín, la nueva diosa del jet set argentino