Vitto Saravia y su confesión (casi) hot: "A Pablo no le gusta el sexo virtual"

La modelo uruguaya está de novia con Mouche, quien actualmente juega en Turquía, y en la revista Pronto cuenta algo más de la relación. ¿Hay planes de llamar a la cigüeña?

Vitto Saravia habló de su relación de Pablo Mouche. (Fotos: Web y Ciudad.com)
Vitto Saravia habló de su relación de Pablo Mouche. (Fotos: Web y Ciudad.com)

Vitto Saravia (27) vive hace ocho meses una relación con el futbolista Pablo Mouche (26) a miles de kilómetros de distancia. Pero no por eso el noviazgo deja de ser intenso y con todos (¡o casi todos!) los condimentos.

Según Vitto, el futbolista ya piensa en una familia juntos: "Si fuera por él ya tendría un bebé. Tiene todas las fichas puestas en mí y yo en él".

La modelo uruguaya, que actualmente es panelista de Intratables, por las noches de América, habló con la revista Pronto de su presente laboral y personal.

"Hemos pasado algunos altibajos con Pablo, pero con paciencia, todo se puede. No tuvimos crisis, pero sí peleas. La distancia es difícil, nos extrañamos y muchas veces a él le dan ganas de que me vaya para allá", contó Vitto que está radicada en Buenos Aires, mientras que el futbolista vive y trabaja en Kayseri, Turquía.

Sobre la distancia, Saravia detalla: "Lo máximo que pasamos sin vernos fue un mes y medio, una sola vez. Pablo hizo una locura cuando le dieron cuatro días libres y vino de sorpresa a vistiarme. En mi trabajo arreglé irme una semana al mes, y después la vamos llevando con el chat y el Skype". ¿Si hay sexo virtual? Ella responde: "Cuando estamos juntos, la pasamos genial. Y cuando estamos lejos, tratamos de tomarlo con calma. A Pablo no le gusta el sexo virtual. No es un pibe de sexo por cámara, al contrario, prefiere ni hablar del tema. Nuestras charlas son muy simples, para no entusiasmarnos si estamos lejos".

"Pablo no es un pibe de sexo por cámara, prefiere ni hablar del tema. Nuestras charlas son muy simples, para no entusiasmarnos si estamos lejos".

Pero la pareja, aunque ahora vive su amor a la distancia, ya piensa en el futuro: "Si fuera por él ya tendría un bebé. Tiene todas las fichas puestas en mí y yo en él".

Por ahora Vitto sigue creciendo profesionalmente en Intratables, aunque se siente un tanto cuestionada: "Es difícil ser opinólogo y siempre te ganás nuevos enemigos. No tengo la culpa de estar ahí. Liliana Parodi (gerente de Programación de América) llamó a Life Chekka y mis representantes acordaron mi ingreso al ciclo. Algunos chicas pasaron por el programa, las fueron y se enojaron conmigo. No estoy en el lugar de nadie, ese panel va variando y por ahora estoy fija. Con Clarita Douradinha hablé por teléfono porque la sacaron cuando llegué. Me pareció divina, entendió que no era un tema mío, pero después salió a criticarme. Y otra fue Connie Ansaldi. No sé cuál es su problema, pero no para de matarme en Twitter. Me trató de tarada, de gato siamés, de que hablo mal y opino cuando no debo".