Verónica Ojeda y la preocupante versión de que su madre denunciaría a Maradona por violencia contra Dieguito: "No sé por qué inventan"

La madre del hijo menor del Diez habló con Nosotros a la mañana y contó cómo se encuentran viviendo en México.

Verónica Ojeda desmintió que su mamá denunciará a Diego Maradona

En los últimos días, Diego Maradona y Verónica Ojeda fueron protagonistas de preocupantes versiones en México, donde viven junto a Dieguito Fernando.

Todo comenzó cuando Rufina Salazar, mamá de Verónica, sufrió una descompensación al visitar a su hija y Luis Ventura aseguró que se la mujer debió ser internada tras protagonizar una fuerte discusión con Maradona.

Luego, el periodista Lío Pecoraro lanzó otra grave información en Twitter: “Denunciarán a Diego Maradona por maltratos a su hijo Dieguito Fernando. Su suegra es la principal interesada”.

Ante esta versión, Verónica le envió un mensaje de audio a Tomás Dente y rompió el silencio en Nosotros a la mañana para aclarar la situación.

"Me río de todas esta cosas que se dicen. No paran de decir cosas que no son ciertas. Acá estoy con mi mamá y con Dieguito, estamos todos. Toda la familia está tranquila"

“Primero, me río de todas esta cosas que se dicen. No paran de decir cosas que no son ciertas. Acá estoy con mi mamá y con Dieguito, estamos todos. Toda la familia está tranquila. No sé por qué inventan tantas cosas”, aseguró Ojeda.

Y se refirió a la salud de su madre: “Sí le subió la presión el otro día a mi mamá pero porque ella es hipertensa y le sube la presión siempre. Se tiene que cuidar pero nada más”.

Verónica habló de la relación actual con Maradona, con quien se rumorea que están reconciliados: “Con Diego estoy bien, tenemos una excelente relación. Con Diego fuimos a buscar a Dieguito a la escuela; hoy es el Día del Maestro acá así que Dieguito no tuvo escuela. Estamos en la pileta, tranquilos”.

Sobre el final, volvió a desmentir que existiera violencia y un problema familiar: “Me da bronca porque están hablando de Dieguito cosas que no son ciertas. Los adultos nos podemos defender pero Dieguito no”.