El "trascendental" paso de Pico Mónaco para estar más cerca de Pampita: colocó una silla de bebé en su camioneta para el hijo menor de su pareja

El tenista y la jurado de ShowMatch afianzaron su relación y no sólo no se ocultan de la prensa, sino que además comparten vida familiar, según contó la revista Caras.

Pampita y Pico Mónaco, cada vez más afianzados como pareja. Foto: Ciudad.com
Pampita y Pico Mónaco, cada vez más afianzados como pareja. Foto: Ciudad.com

La relación de Carolina "Pampita" Ardohain (38) y Juan "Pico" Mónaco (32) va camino a cumplir un año, con un breve intervalo en el que Nacho Viale pareció conquistar el corazón de la diosa. En un principio, la jurado de ShowMatch se manifestaba escéptica respecto de volver a enamorarse, desilusionada por el fracaso de su relación con Benjamín Vicuña (38), con quien fue madre de Bautista (8), Beltrán (4), Benicio (2) y Blanca, fallecida en 2012. Sin embargo, el tandilense se planteó el amor con Pampita como un partido a cinco sets y logró ganarse el corazón de la diosa.

Así, pese a que muchos no apostaban a que el affaire prosperara, Pico dio un paso trascendental para demostrar que lo que siente por la modelo es muy serio. El gesto en cuestión fue incorporar una silla de bebé en el asiento trasero de su camioneta, necesario para poder trasladar a Benicio cada vez que sale de paseo con Pampita y sus hijos, según contó la revista Caras.

Además, el tandilense ya tiene la llave de la casa de Carolina e ingresa por la entrada de la calle Mendoza, en el barrio de Belgrano, como el hombre de la casa. En pleno idilio, ahora Pampita y Pico van de la mano a cuanto evento los invitan, hablan con la prensa y se apoyan de forma mutua, como cuando él comenzó a ir al estudio de ShowMatch a verla trabajar, o como cuando a fines de marzo ella viajó a Miami para verlo disputar torneo de la ATP.

Esa seguridad es la que motivó a Pampita a confesarse ante Ciudad.com y dejar abierta la posibilidad a volver a casarse y ser madre: "No descarto volver a casarme y tener más hijos; si ya tuve cuatro, puedo tener siete u ocho". Tiempo al tiempo, pero avanzando a paso firme.