Susana Giménez contó cómo fue el robo a una de sus mansiones en Uruguay: qué objetos le sustrajeron

La diva dio detalles del mal momento que pasó tras enterarse de que unos ladrones habían ingresado a su casa en el país vecino. 

La palabra de Susana Giménez tras el robo a su mansión de Uruguay (Foto: Web)
La palabra de Susana Giménez tras el robo a su mansión de Uruguay (Foto: Web)

La lujosa mansión de 110 hectáreas que Susana Giménez (75) posee en Uruguay, ubicada a 15 kilómetros de laguna Garzón (en el límite entre los departamentos uruguayos de Maldonado y Rocha) fue asaltada por delincuentes este miércoles, quienes se llevaron objetos de valor. 

En medio de las hipótesis y especulaciones sobre el hecho, la diva rompió el silencio y dio detalles del robo: "Esto me agarró de golpe, pero debe haber pasado hace 10 días. Mi gente no me quiso decir nada porque yo estaba en Australia haciendo el programa con Marley, que es todo risas y divertirnos", comenzó diciendo Susana en Viale 910, ciclo de Jonatan Viale por radio La Red.

"Hicieron muy bien en no decirme nada porque yo me iba a morir. Pero anoche, cuando llegué, me tuvieron que decir, y entre el jet lag y esta noticia estoy como tonta. Estuve hablando con mucha gente de la prensa porque todos me preguntan, sobre todo la ridiculez que estaban diciendo de que me robaron tres cuadros de Picasso", agregó, desechando esa versión.

"El robo me agarró de golpe, pero esto debe haber pasado hace 10 días. Mi gente no me quiso decir nada porque yo estaba en Australia haciendo el programa con Marley que es todo risas y divertirnos".

"¿Cómo puede ser tan bruta la gente? ¿Cómo puede ser tan bruto el que dice eso? Es como no tener idea, es como decir que tengo no sé… ¡tres Velázquez en el campo! Sale cientos de millones. Lo hacen para hacer más grande el quilombo, eso denota una brutalidad que me molesta".

"Estoy caliente, pero te juro que no tanto con los chorros, el tema de los Picasso me jode porque es una cosa estúpida y yo no quiero parecer una tarada. Primero, no podría tener nunca una obra de Picasso porque sería que me robaron 500 millones de dólares, ¡por favor!", continuó. 

"Me preguntan si desconfío de alguien de mi entorno, pero la verdad que no. Primero, no desconfío de nadie, sinceramente, y tampoco puedo públicamente quemarlo ante todo el mundo".

Por otro lado, dio detalles de los objetos que le sustrajeron: "Por lo que me dijeron, se llevaron sillones, todos los electrodomésticos, sillones y mesitas. Vinieron con un camión y subieron todo lo que podían y no sé qué más se llevaron, porque no he ido. Ahora voy a ir a ver qué hay y también tengo que hablar con la Policía. La verdad es que tuvieron mucho tiempo, la Policía me dijo que los ladrones tomaron mate en la cocina, es algo muy raro".

"Me preguntan si desconfío de alguien de mi entorno, pero la verdad que no. Primero, no desconfío de nadie, sinceramente, y tampoco puedo públicamente quemarlo ante todo el mundo", remarcó.

"Me preguntan sobretodo por la ridiculez que estás diciendo que me robaron tres cuadros de Picasso. No podría tener nunca una de sus obras porque sería que me robaron 500 millones de dólares, ¡por favor!".

Por último, cerró: "Yo tenía muchas ganas de volver, pensaba en mi Buenos Aires querido ja, ja, ja. Te juro que pensaba eso, porque tenía ganas de volver. Extrañaba, estaba muy lejos y extrañaba mi país y mi perro. Nunca pensé que iba a pasar una cosa así, pero le pasa a todo el mundo y todos los días".

 

¡Suscribite al newsletter de Ciudad! Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.

¡Click Aquí!