Ricardo Darín volvió al cine con "Carancho"

La semana que viene se estrena el nuevo film de Pablo Trapero. Las palabras de sus protagonistas.
"A mí me gusta la idea de que las películas puedan ser un poco más que entretenimiento. Sin embargo, no creo en las películas de denuncia, porque históricamente nunca pudieron denunciar nada, nadie las veía porque no llegaban a tener un diálogo con el público", explicó Pablo Trapero, de 38 años, en la presentación de su última película -"Carancho"- y en la que estuvieron, además, sus protagonistas: Ricardo Darín y Martina Gusman (también esposa del director).

"Carancho" es, según su director, la historia de un encuentro: entre Sosa (Darín), un abogado especialista en accidentes de tránsito, y Luján (Gusman), una joven médica que realiza guardias de 24 horas y vive a bordo de una ambulancia para asistir casos de emergencia. Sosa perdió -por motivos que permanecen ocultos- su matrícula profesional y trabaja en una fundación de ayuda a las víctimas de accidentes que es, en realidad, la pantalla de un turbio estudio jurídico.

Mientras Sosa, un abogado que perdió la matrícula, recorre los hospitales públicos y las calles en busca de sus víctimas, conocerá a Luján y que, a pesar de sus principios y su resistencia inicial, se enamorará de Sosa.

Trailer de la película:



"Normalmente no hablamos de la gente que da su vida por los demás (en referencia a los médicos que trabajan en la salud pública), pero sí hablamos de un turro que se carga a toda una familia. La verdad, habría que hacerle homenajes todos los días en vida a los tipos que laburan por sueldos rarísimos para ayudar a los demás. Nos asombran cosas que no deberían asombrar a nadie mientras esto lo tomamos con naturalidad", dijo Ricardo Darín sobre la historia de la película y su relación con la realidad que vive el sistema de Salud Pública de nuestro país.