La reacción de Fede Bal, harto de que le pregunten por Laurita Fernández: "Es mi ex; no puedo opinar de lo que hace"

El actor se manifestó cansado de las consultas sobre la figura de Sugar, quien decidió no conducir los Estrella de Mar. 

Federico Bal está harto de que le pregunten por Laurita Fernández

Se aproxima la entrega de los premios Estrella de Mar y los conductores aún son un misterio, luego de que Laurita Fernández declinara la invitación para animar el evento. 

"Gracias a todos por sus mensajes y gracias en especial a los organizadores de los Estrella de Mar por confiar en mí. Les cuento que me he bajado de la conducción del evento para ir con el elenco de Sugar a disfrutar de la noche con todos mis compañeros", twitteó la protagonista de la obra teatral que tiempo atrás encabezó Susana Giménez, argumentando el porqué de su decisión.  

"¿Y yo qué tengo que ver? Es mi ex, nada más. Llega a un punto en el que ya no puedo opinar de lo que hace. No podía opinar estando de novio, voy a opinar ahora".

Al frente de una gran temporada teatral como director y actor de Nuevamente juntos, Fede Bal manifestó su intención de concurrir a la premiación, a la que en una primera instancia había escogido no ir para evitar cruces incómodos y porque regía una perimetral con Nazarena Vélez, actriz que ya confirmó su presencia.

"La idea es que, si estamos acá, vamos a ir. Tengo un viaje programado, pero la idea es ir los tres (él, Carmen Barbieri y Santiago Bal)", dijo Fede en nota con Guido Zaffora para Intrusos, quien, al introducir a Laurita en un comentario, obtuvo una tajante respuesta del actor, en la que no disimuló su hartazgo por las consultas referidas a su ex.

"Laurita dijo que no va a estar en la conducción, que prefiere estar en la platea con sus compañeros de Sugar", acotó el cronista. Y Fede ¡se cansó!: "¿Y yo qué tengo que ver? No me merece ninguna opinión. Si ella decide estar o no estar es un problema de ella, es algo que le tenés que preguntar a ella. Es mi ex, Guido, nada más. Llega a un punto en el que ya no puedo opinar de lo que hace ella. No podía opinar de lo que hace ella estando de novio, ¿voy a opinar ahora? ¡Qué sé yo!  Será una decisión de la producción, de ella. No tengo idea".