¿Racismo en Vanity Fair?

La popular revista hizo una nota con las nuevas musas de Hollywood, pero el diario The Guardian la criticó por presentar "un futuro blanco", ya que no hay ninguna actriz de color, asiática o latina en la publicación.
El último número de la revista Vanity Fair con las nuevas musas de Hollywood terminó causando mucha polémica y fue tildado de racista por la ausencia de actrices negras, asiáticas o latinas en su selección de nuevas princesas del cine.

Bajo del título "A new decade a new Hollywood ( Una nueva década, un nuevo Hollywood ) la nota se centra, según la revista, en las nueve promesas del cine.

Las elegidas fueron: Kristen Stewart (19 años), la protagonista de la saga Crepúsculo; Carey Mulligan (24 años), nominada al Oscar como mejor actriz por su trabajo en An Educacion, Mia Wasikowska (20), la jaustraliana de Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton. Abbie Cornish (27); Amanda Seyfried (24), de Mamma Mia; Anna Kendrick, candidata al Oscar como mejor actriz de reparto por Up In the Air; o Emma Stone (21), Rebecca Hall (27), y Evan Rachel Wood (24), protagonista de la última cinta del director neoyorquino, Si la cosa funciona.

Sin embargo, a The Guardian no le gustó mucho la entrevista a las jóvenes chicas y cree que "para Vanity Fair el futuro es todo blanco". La poca diversidad de la selección de la revista es criticada por el diario y sugiere algunos nombres que podrían haber entrado a formar parte del Olimpo de las nuevas musas.

Entre estos nombres está el de Zoë Saldana, la actriz Star Trek y Avatar; Gabourey Sidibe, la protagonista de Precious que es candidata al Oscar a la mejor actriz por este trabajo y Anika Noni Rose, una de las protagonistas de DreamGirls que es la encargada de poner voz al personaje principal de Tiana y el Sapo, la primera princesa negra de Disney.