Mirtha Legrand y el "secreto de su infancia" para llegar a los 91: "¡Tenía aceite de bacalao y era horrible!"

La diva, por una pregunta de Dalia Gutmann, terminó confesando qué le daban sus padres en sus primeros años.

Mirtha Legrand contó uno de los secretos de su vitalidad a los 91 años: "¡Era horrible!"

A los 91 años Mirtha Legrand es admirada no solo por su carrera, sino por su fuerza de voluntad, su salud y sobre todo, su vitalidad. Todo esto podría tener un origen en sus primeros años de vida y una consulta de Dalia Gutmann, invitada a su mesa, terminó en una gran revelación.

“Vos contaste en alguna nota que te daban unas vitaminas cuando eras chica, pregunto porque yo quiero empezar a tomar”, quiso saber la humorista, antes de la confesión de la diva. “Era una cosa que se llamaba la emulsión de Scott. ¡Era un horror! Era aceite de higado de bacalao. Horrible”, recordó la Chiqui el brebaje vitamínico, mientras Dalia anotaba en su celular y comentaba que “se lo voy a dar a mis hijos”.

"Después me desarrollé y me volví una mujer, como lo que soy, pero era muy flaquita de chica. Yo pesaba un kilo y medio cuando nací. Mi hermana me había comido todo en la panza de mi mamá".

“Después me desarrollé y me volví una mujer, como lo que soy, pero era muy flaquita de chica”, aseguró, sobre el origen de su apodo. “Yo pesaba un kilo y medio cuando nací. Mi hermana me había comido todo en la panza de mi mamá”, finalizó Mirtha, ¡Misterio revelado!