Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Mariana Fabbiani reveló el súper éxito de la TV que rechazó protagonizar: "Yo iba a hacer Lalola"

La conductora sorprendió al confesar la tentadora oferta de ficción que recibió y declinó. El motivo. 

Mariana Fabbiani reveló en LAM el súper éxito de la TV que rechazó protagonizar

De amplia trayectoria en los medios, Mariana Fabbiani (44) comenzó su carrera por el lado de la actuación. Sin embargo, sus deseos personales la fueron llevando para el camino de la conducción. Y en ese sitio se quedó y alcanzó el éxito. 

Invitada a Los Ángeles de la Mañana, la conductora habló de su tránsito por el mundo artístico y reveló la importante novela, que fue furor en el 2007, a la que le dijo que no. 

"En el 'no' está mucho más lo que te define que en el 'sí'. A veces es difícil decir que no a ofertas laborales que realmente me han hecho dudar, por ejemplo, como actriz. Como actriz me han ofrecido muchas cosas que tuve que rechazar porque elegí la conducción. Y también por esto de no hacer veinte mil cosas al mismo tiempo. Tengo eso de no tener la ambición de querer hacer todo", dijo Mariana, en su mano a mano con Ángel de Brito. 

"Rechacé Lalola. Me había llamado Sebastián Ortega para hacerla... Pero bueno, quizás yo no lo hubiera hecho de esa manera y quizás no hubiera sido el éxito que fue".

Luego, el periodista puntualizó: "En su momento, Solita (Silveyra) rechazó Gasoleros, y se quiere matar todavía. ¿A vos te pasó algo así?". Fue ante ese interrogante que llegó la simpática confesión: "Yo rechacé Lalola. Yo la iba a hacer. A mí me había llamado Sebastián (Ortega) para hacerla. Me acuerdo que trabajamos en el guion, en el primer capítulo, todo. Antes de que lo hiciera Nancy (Dupláa). Ella hizo el piloto y después quedó Carla (Peterson). Y yo en ese momento acababa de firmar con América y se suponía que iba a ir por Telefe. Después (la novela) quedó en América. ¡No lo podía creer!". 

Lejos de mirar con nostalgia lo ocurrido, Fabbiani subrayó: "Pero bueno, quizás yo no lo hubiera hecho de esa manera y quizás no hubiera sido el éxito que fue. Uno nunca sabe. Nunca hay que arrepentirse de esas decisiones, todo es una construcción y todo te va formando. Yo reconozco que tengo bastante claro qué no quiero. A veces me cuesta saber qué quiero, pero lo que no quiero lo tengo clarísimo".