Mariana Fabbiani presentó a su hija Matilda

La conductora de "RSM" (América) fue dada de alta, ayer al mediodía, a cinco días de haber sido mamá. Posó en el hall del Sanatorio Otamendi.

Matilda (o "La Pipita", como la llaman sus padres) ya está en su casa. La primera hija de Mariana Fabbiani y el productor Mariano Chihade salió ayer al mediodía del sanatorio, bien abrigadita.

Con la cara cubierta para que los flashes no la incomodaran y para que aún los medios no difundieran su rostro, la beba -que nació el martes pasado en el Sanatorio Otamendi- llegó a su hogar de Barrio Parque. Fabbiani estuvo internada en la habitación 410, la misma que utilizó otra celebrity local, que fue madre cuatro veces: Valeria Mazza.

La idea de permanecer cinco días tuvo que ver con que la pareja prefirió recibir allí a la multitud de curiosos, familiares y amigos. La suite parecía una florería: llegaron ramos de cientos de amigos y regalos provenientes de los cinco canales de aire. Eran tantos los obsequios, que tuvieron que transportarlos de a tandas durante estos días.

Con esa sonrisa característica, ayer más pronunciada todavía, Fabbiani dejó a "La Pipita" en el auto y habló unos segundos con la prensa. "Estoy feliz", comentó previsiblemente, acompañada por sus padres. Y dijo que ni piena todavía en regresar a RSM (América). Matilda nació por parto natural a las 16.16 del martes, después de varias falsos rumores de nacimiento. Pesó 3.400 kg.

Bisabuelo

Mariano Mores ya conoció a su bisnieta. El músico, de 92 años, fue el jueves pasado junto a su esposa al sanatorio y se emocionó al ver a "La Pipita".