A la manera de Bob

El rastaman albino llega a Buenos Aires junto a un selecto grupo de artistas del género: Alpha Blondy, Skatalites y Gregory Isaacs. Tendrán como anfitriones a nuestros créditos locales Nonpalidece y Los Cafres.


Desde algún lugar de Jamaica, en pleno ensayo, a media tarde, responde Winston Foster, que no es otro que el mismísimo Yellowman, el legendario rasta albino que luchó contra viento y marea hasta convertirse en una de las principales figuras del reggae mundial. La verdad es que se lo nota algo disperso, será que está sumergido en su trabajo, o será que está agotado de tantas notas, o será otra razón que no hace falta ser demasiado perspicaz para imaginar. Aún así, entre miles de "yeah man", se presta a la charla y cuenta cómo será su show junto a The Sagittarius Band en el Bob Marley Day, el festival que durante dos días con grandes nombres puede dejar al borde del burn out a la flamante y popular tribu rastafari local.

"Todavía recuerdo mi show anterior en la Argentina, fue en 1990 en una visita junto a Black Uhuru, todo el mundo pareció disfrutarlo mucho. La gente de Argentina fue muy amable conmigo y fue una gran noche", recuerda Yellowman mientras sigue dando indicaciones musicales a la gente que se oye a su alrededor. Entonces, uno se imagina una banda de rastas ensayando en un día de sol en un lugar cercano al mar, con palmeras, calles de tierra y pocas preocupaciones. La fantasía popular siempre apunta a soñar a las grandes estrellas en pleno resplandor. Pero para Winston Foster, la cosa no siempre fue tan sencilla.

Al igual que muchas de las grandes figuras del reggae de la isla de Marley, Yellowman tuvo una infancia difícil y el éxito llegó a través concursos. Así fue que sus primeros años de vida fueron en el orfanato Hogar Maxfield en Kingston y la fama luego de ganar una competencia de talentos. De ahí en más, fueron 62 discos a puro dancehall y freestyle. En 1986, luego de firmar contrato con CBS, le diagnosticaron cáncer de quijada y una sentencia de muerte: tan sólo seis meses de vida. Hoy, a 21 años después de ese lapidario anuncio y a 17 de su última visita, lo veremos otra vez en Buenos Aires más vivo que nunca y haciendo bailar hasta a los más duros, fiel a su costumbre.

¿Qué significa para vos participar en un festival que se llame Bob Marley Day?
Conocí a Bob Marley una vez, y a su familia también, su madre, Cedella y a su mujer, Rita Marley, él fue un gran hombre, e hizo mucho por la música reggae.

Con Gregory Isaacs hicieron Sweet Sugar Darling, ¿vas invitarlo a compartir el escenario con vos?
Sweet sugarrr darling!!! (Canta Yellow), Yeah, man, vamos a estar juntos en el escenario con Gregory Isaacs.

¿Cómo definirías el reggae como música y como estilo de vida?
La música reggae es una música universal, es música para todo el mundo, para cualquiera. Y es además un género muy poderoso. Todo el mundo ama la música reggae.

¿Qué podés adelantar del show que vamos a ver en Buenos Aires?
Estoy ansioso por llegar a la Argentina, daremos un gran show, dile a toda la gente de la Argentina que estoy llegando con un buen arte, un buen espíritu, buenas vibraciones y diles que los quiero, ¿está bien?