El llamativo llanto de Yanina Latorre al hablar de Diego en la previa del gran Boca-River: "Me angustia porque sé que le gustaría jugar mañana"

Sorpresivamente, la esposa del exdelantero de Boca lloró en Los Ángeles de la Mañana ante la atónita mirada de su marido.

Yanina Latorre se quebró en llanto al hablar de Diego en la previa de los superclásicos por la final de la Copa Libertadores

La pasión por el fútbol que siente Diego Latorre (49) se puede percibir en cada análisis que hace de los partidos que le toca cubrir como comentarista. Un exfutbolista que se ganó el gran reconocimiento de los periodistas con los que comparte profesión desde hace varios años. Sin embargo, Yanina Latorre (49) expuso el lado B de su esposo en Los Ángeles de la Mañana, cuando en un móvil desde su casa el exjugador de Boca -campeón de la Supercopa 1989, la Recopa Sudamericana 1990 y de la Copa Máster 1992- palpitó los superclásicos por la final de la Copa Libertadores de América.

Todo surgió a partir de una pregunta de Ángel de Brito respecto de si le gustaría jugar estos dos partidos, a lo que Gambetita no eludió la consulta y se sinceró: “Cuando huelo el pasto y veo la pelota, quiero estar en la cancha. Me resigno a ser comentarista. (...) El otro día fui a la cancha de Racing (N de la R: donde jugó entre 1998 y 1999) y volví a sentir esa sensación de jugador de fútbol de cuando pisaba el campo. Volví a sentir esa adrenalina adentro que tenía antes de los partidos”.

Fue entonces que, sorpresivamente, Yanina Latorre se largó a llorar y confesó: "Cuando él habla así, a mí me da lástima porque yo sé que a él le gustaría jugar mañana. Soy una boluda, ya lo sé. Pero me angustia. Para mí, cuando Diego metía un gol era como tener un hijo, porque yo sé que él lo vivía igual. Cuando volvía a casa tenía una alegría… Mi mamá me decía que cómo debía estar Diego, y yo lo vi sensible toda la semana. Y si lo afectó en la cancha de Racing, imaginen lo que va a ser mañana en la Bombonera".

Al final, a 12 años de su retiro, Diego Latorre (quien durante la nota aclaró que no es hincha de Boca, sino que fue de Ferro de chico), concluyó: "No me siento periodista, me siento jugador de fútbol desde siempre. Además, me resigno a hacer otra actividad, y esto no le pasa a otros. Yo puedo seguir siendo comentarista 15 años más, si todavía me quieren y soy probo. Pero no puedo seguir siendo jugador de fútbol de Primera División".