Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El influencer Uki Deane, centro de las críticas por manifestar su 'gordofobia': "Yo pongo un gordo y no me vende la marca"

El joven, que tiene una marca de trajes de baño, detalló los requisitos para su staff de modelos y sembró polémica.

Uki hizo un fuerte descargo tras su frase gordofóbica.
Uki hizo un fuerte descargo tras su frase gordofóbica.

Uki Deane, más conocido en Instagram como "el gaucho influcencer" por compartir divertidos videos con los animales de los campos de su familia, también es dueño de una marca de trajes de baño.

En las redes sociales, contó que está buscando modelos para una campaña gráfica. Y le habló directamente a la cámara detallando los requisitos para formar parte de su staff. 

"Busco hombres que sean modelos en Buenos Aires para hacer una sesión de fotos. Necesito hombres que estén trabaditos. Yo sé que muchos de ustedes se consideran modelos pero no son modelos. Yo me considero modelo, pero no soy modelo tampoco”, explicó.

"Para los que me putean y me dicen ‘Uki, siglo XXI, tenés que ser más inclusivo’, ¿quieren que les diga algo? Yo pongo a un gordo y no me vende la marca, pongo a un pibe sexy y me vende. Entonces entre el gordo y el pibe sexy prefiero poner al pibe sexy porque vendo”.

Al comenzar a recibir críticas, acusándolo de promover los cánones de belleza opresores y darle la espalda a la diversidad corporal, se justificó lanzando una frase gordofóbica que lo puso en el centro de la polémica.

"Para los que me putean y me dicen ‘Uki, siglo XXI, tenés que ser más inclusivo’, ¿quieren que les diga algo? Yo pongo a un gordo y no me vende la marca, pongo a un pibe sexy y me vende. Entonces entre el gordo y el pibe sexy prefiero poner al pibe sexy porque vendo”, argumentó.

"Me están atacando demasiado. Cancélenme. Es una realidad, si no quieren ver la realidad no la vean. Vayan a pedirle a Victoria’s Secret que no pongan a chicas lindas, se les van a reír en la cara. Hay que vivir realidades”.

Lejos de mostrarse conciliador, se despidió fulminando a aquellos que se mostraron en contra de sus dichos. "Me están atacando demasiado. Cancélenme. Es una realidad, si no quieren ver la realidad no la vean. Vayan a pedirle a Victoria’s Secret que no pongan a chicas lindas, se les van a reír en la cara. Hay que vivir realidades”, sentenció, luego de comentar en un descargo en Instagram -en el que pidió disculpas- que "tenemos que ser parte del cambio si queremos ver un cambio".

¡Atrasa!