El gol en contra más tonto de la historia

Es el título justa para describir el insólito gol en contra en Alemania. Un defensor sacó desde el arco y, por el viento, la pelota se le metió en el arco.

Se podría titular como "el gol en contra más tonto de la historia", y mal no quedaría. Es la etiqueta justa para describir el hecho. Se podrá decir que el viento le jugó una mala pasada o que la salida de arco fue muy cerca de la línea de gol, pero con sólo mirar la jugada nos damos cuenta que es un gol imposible. Ni pifiándole a la pelota te puede pasar esto, pero pasó.

El hecho ocurrió en un encuentro de la división regional de Alemania. Dos equipos desconocidos para el mundo del fútbol se enfrentaban: TSV Grunbach y TSV Wimsheim. El primer equipo tenía un saque de arco, algo normal en el fútbol. Un defensor se disponía a patearlo, también normal. Pero lo extraño se dio cuando el disparo del jugador fue arrasado por el viento y metió la pelota dentro de su propio arco.

Ante el asombro de propios y extraños, a los muchachos del TSV Wimsheim nos les quedó otra que festejar. Increíble pero real, un gol inédito que de tonto tiene mucho.