Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fede Bal salió al cruce de Calu Rivero por no querer compartir PH con él: "Bajarse es juzgarme y mandarme en cana"

El actor visitó Intrusos luego de que la actriz explicara su renuencia a compartir la mesa del ciclo de Telefe con él por la denuncia de Barbie Vélez, de la que fue sobreseído.

Fede Bal le respondió a Calu Rivero en Intrusos

El sábado, Calu Rivero fue una de las invitadas de PH, Podemos hablar y explicó por qué el año pasado se negó a participar del ciclo junto a Fede Bal y El Polaco, luego de que trascendiera que declinó la invitación para no compartir la mesa con dos personas que habían sido denunciados por violencia de género por sus ex, pese a que la Justicia luego los sobreseyó a ambos.

“El personaje sobre el que yo venía a hablar, el de Campanas en la noche, es una mujer que había sido abusada por su pareja, maltratada, y hablar de eso frente a dos personas que, más allá de lo que pase, estuvieron vinculadas a ese tema, no me parecía cómodo. Sin juzgar nada, porque odio que la gente juzgue y para eso está, en este caso, la Justicia para las personas involucradas”, explicó Calu.

Tras estas declaraciones, el lunes Bal fue a Intrusos y decidió responderle públicamente a la actriz, haciendo referencia a su conflictiva separación de Barbie Vélez.

"Bajarse de una mesa es juzgarme y mandarme en cana directamente. Porque ella lo expone, no dice simplemente ‘no puedo ir’. O sea, me juzga, dice ‘no comparto’ y lo cuenta"

“Celebro el movimiento de las mujeres. Pero hay que dar el beneficio de la duda. Ella eligió no estar en un programa y manifestó su desacuerdo con los invitados, por mí y por El Polaco. Tiene coherencia con su campaña. Lo que quiero contarle a ustedes es que me sometí a la Justicia, entregué todas mis pruebas, mostré lo que viví y cómo era mi relación. Al manifestarlo, ella hace que se hable de este tema”, aseguró Fede.

Entonces, el periodista Guido Záffora intervino para acotar “Calu dijo que ella no te juzgaba”. Y Fede salió al cruce: “Pero el bajarse de una mesa, es juzgarme y mandarme en cana directamente. Porque ella lo expone, no dice simplemente ‘no puedo ir’. O sea, me juzga, dice ‘no comparto’ y lo cuenta. Lo único que digo para cerrar es que hay que darle un beneficio de duda al hombre. No en todos los casos tiene razón la mujer. Claramente, tenemos que estar del lado de la mujer, pero hay excepciones como la hubo conmigo”.