La eternidad de un punk

Joe Strummer murió en el año 2002. Su legado no será sólo musical: ahora, el director Julien Temple (a cargo de tres filmes sobre los Sex Pistols) se encargará de contar quién fue.

Julien Temple y Joe Strummer se conocieron en los principios de The Clash, cuando el primero filmó a la banda por unos meses antes de que esta tenga un contrato fijo. Pero su relación pronto se enfrió cuando Temple comenzó a formar parte del círculo de Sex Pistols, grupo del que hizo tres películas.

En 1997 la amistad renació, con la mudanza de Strummer a Somerset y las cosas comenzaron a mejorar. Pero la muerte de Joe en diciembre de 2002 dejó a todos atónitos y sus amigos más íntimos –entre los que se encontraba Temple- se vieron a sí mismos en un período de inactividad, imposibilitados de buscar la mejor manera de homenajear a su amigo. Con el tiempo las ideas comenzar a surgir, y empezaron por hacer un círculo de piedra en el patio de su ex casa. La idea parecía no ser suficiente, y así Temple pensó que sería bueno para que todos puedan salir adelante, hacer una película. Una especie de duelo para ellos y para que Joe pueda ser recordado por ese medio.

El resultado de esta apuesta es El futuro no está escrito (The Future Is Unwritten), un documental de dos horas que sigue a Strummer en la escuela pública, en sus años punk, durante la década perdida (luego de la separación de The Clash) y sus últimos años –aparentemente felices- cuando estaba al frente de Mescaleros e intentaba reunir a los integrantes de The Clash.

Temple es conocido por hacer documentales exitosos acerca de temas complejos. Así fue que para encarar este desafío se le ocurrió entrevistar amigos y fans de Joe Strummer alrededor de fogatas. La idea surgió porque el cantante de The Clash estaba obsesionado en sus últimos años con las fogatas, y creía que ese era el único ámbito donde dos personas podían realmente llegar a conocerse. Y la idea funcionó, tanto que Temple logró reunir las opiniones de Martin Scorsese, Bono, Steve Buscemi, John Cusack, Johnny Depp y Matt Dillon entre otros. La única ausencia es la de Paul Simonon, bajista de The Clash.



DE YAPA. "Redemption Song", el clásico de Bob Marley, en versión de Joe Strummer & the Mescaleros.