Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Estefi Berardi se fue furiosa en vivo del piso de Mañanísima tras cruzarse con el hipnotizador John Milton

La panelista no se bancó las picantes chicanas del hombre que le hizo una torsión cervical.

Estefi Berardi se fue furiosa en vivo tras cruzarse con el hipnotizador que le hizo una torsión cervical a Carmen Barbieri

El hipnotizador que hizo entrar en trance a Carmen Barbieri y Estefi Berardi, John Milton, regresó a Mañanísima (lunes a viernes a las 10 por Ciudad Magazine), y tuvo picantes cruces con la panelista, al punto que la periodista abandonó el estudio en vivo indignada.

"¿Me está boludeando? Yo lo único que dije es que no me tenías que tocar el cuello",  reaccionó indignada la panelista luego de que el invitado le propusiera investigar qué es la "respiración holotrópica para ver si existe, porque a lo mejor también es Photoshop".

Ahí, Berardi se descargó indignada tras manifestar su enojo por la contorsión que le hizo el hipnotizador durante su primera visita al ciclo: "No sos osteópata. No está bueno el boludeo".

"Soy hipnoterapeuta calificado y tengo conocimientos en osteopatía y quiropráxia", retrucó John Milton.

Y como la tensión el estudio aumentaba a pesar de que el hipnotizador se había disculpado en público tras su ácida chicana, Carmen Barbieri le ofreció la posibilidad de retirarse a Estefi Berardi, quien se fue al instante entre risas incómodas.

LA BRONCA DE ESTEFI BERARDI CON EL HIPNOTIZADOR JOHN MILTON

Todo comenzó cuando la conductora anunció que John Milton volvería al estudio después de llenar un teatro con su presentación, y todo el revuelo que se había armado tras su paso por el programa.

"Quedé destruida. Me quedó una contractura. Tengo turno con mi osteópata el jueves. Nadie te puede hacer sonar el cuello, salvo que sea un osteópata. No pensé que me iba a hacer semejante maniobra. No estaba nada armado y no lo autoricé", protestó de entrada Berardi.

Luego, ya con Milton en el estudio, Estefi no ahorró en gestos de fastidio ni mascullar comentarios reprobatorios, sobre todo cuando Carmen Barbieri le admitió que le dolió la maniobra que le había practicado en el cuello, y hipnotizador lo adjudicó a la "cantidad de energía negativa que acumulamos".

Hasta que Estefanía Berardi le reprochó en vivo a John Milton que no fuera un profesional de la salud acreditado, y él reparó en que ella era "estudiante de márketing estratégico" y no "periodista e investigadora".