Andy Kusnetzoff, a horas de su vuelta con PH: "Estaba esperando el momento y la persona para ser padre, ahora me gustaría tener más hijos"

El conductor regresa con la segunda temporada del ciclo de Telefe. Antes, charló con Ciudad sobre trabajo, pareja, paternidad y más.

Andy Kusnetzoff en una charla íntima con Ciudad.

Lleva 47 años de vida, 23 en la televisión, 17 como conductor del clásico radial Perros de la Calle; y uno y medio como papá primerizo. Y hay algo que lo caracterizó durante toda su existencia: Andy Kusnetzoff nunca se quedó quieto. Siempre fue buscando nuevos desafíos. Fue mutando, tanto profesional como personalmente. Y en 2018, fiel a su estilo, enfrenta nuevos desafíos.

"Empezamos el año pasado en PH por cuatro programas. La idea era hacer otros cuatro más si andaba bien y terminamos haciendo toda una primera temporada de julio a diciembre y este sábado a las 22 horas empezamos la segunda", detalla Andy en el marco de #UnaTardeCon, el programa de Ciudad en Facebook Live.

"Entiendo que me quieran enemistar con Mirtha Legrand porque garpa, pero la realidad es que ella este año está cumpliendo 50 años en la televisión. O sea, son 50 años de historia argentina. A mí, que me comparen con el programa más longevo de la televisión argentina, me suma".

-¿Cómo analizás este nuevo paradigma de la televisión que hace que en vez de haber ciclos de un año ahora sean de, por ejemplo, cuatro especiales?

-Antes eran de un año y después eso se transformó en ciclos con un mínimo de 12 emisiones, o sea, tres meses. No lo digo despectivamente, pero lo que pasó el año pasado fue que Darío Turovelzky (director de Contenidos Globales de Viacom-Telefe) encontró un hueco y se la jugó. Me dijo "te doy cuatro programas, si va bien seguimos". No estaba en los planes de nadie PH. Si no había que esperar hasta este año y arrancar, pero cuando me dijo que se podía hacer por cuatro programas el año pasado dije "vamos". Lo pensé desde el lado de "son cuatro finales. En el programa uno hay que encontrar el 50%; en el dos, el 75 y en el tres, el 100. Y en el cuarto, repetir lo que funcionó. Cuando terminó el primer ciclo de cuatro, entonces, festejamos y nos dieron ¡cuatro más! Y así ya se convirtió en chiste el tema de "cuatro más". Empezamos en julio y terminamos en diciembre.

-¿Se te dificulta el tema de la elección y confirmación de los invitados?

-Y... Son 6 invitados buenos por programa y ya tuvimos 144 en total. Repetimos a Mariana Nannis, que fue una vez sola y otra con su hijo Alexander, Vero Lozano también fue dos veces. Pero, como me dijo una vez Adrián Suar cuando hacíamos Argentinos por su nombre, cada año te da la posibilidad de volver con algunos que ya estuvieron.

"Mi estilo nunca fue el de CQC, en las notas hacía de canchero, pero no era así".

-¿Seguís involucrándote en los llamados a los invitados?

-Sí, menos que cuando empezamos el año pasado, porque el programa ya es más conocido. No todos me dicen que sí, de hecho estoy luchando con algunos. Pero para el 24 ya están los seis confirmados: Nicole Neumann, Marcos Peña, Beto Casella, Gastón Gaudio, María O'Donnell y Roberto Moldavsky.

 

 

PODEMOS HABLAR
Si de invitados se trata, hay uno que más de un histórico televidente de Andy, que lo sigue desde sus inolvidables crónicas en CQC, desearía ver en la mesa de PH y es justamente Mario Pergolini, conductor histórico de Caiga Quien Caiga, el programa que marcó un antes y un después en la carrera de Kusnetzoff.

-¿Cómo está tu relación hoy con Pergolini, por ejemplo comparándola con la que tenían hace diez años?

-Hace diez años creo que estaba mal la relación, porque fue antes de cumplir mis 40 y recuerdo que el día que cumplí 40 le escribí una carta y a partir de ahí mejoró. Él siempre me bardeaba pero sé que en el fondo es su personalidad. Creo que me quiere, pero no me influye ahora si es así o no. No estoy buscando su afecto, como sí lo hice durante mucho tiempo. Ahora estoy buscando que venga a PH, ja, ja.

"Cuando Pergolini me bardeaba, yo sabía que en el fondo era su personalidad. Creo que me quiere, pero no me influye ahora si es así o no. No estoy buscando su afecto, como sí lo hice durante mucho tiempo. Ahora estoy buscando que venga a PH, ja, ja".

-¿Creés que podría ser uno de los que se siente a tu mesa este año?

-A Mario fue a uno de los que llamé. Él sólo va a Intrusos y a lo de Majul. Me dijo "dejámelo pensar" y al día siguiente me contestó. Yo le había pedido una justificación si me decía que no. Y entonces me la dio. Me dijo: "no quiero ir con otra gente". Él sabe que mi programa tiene seis invitados y no me pidió que cambie el formato. Él me dijo eso y yo le dije "bueno, veremos". No quiero armar una movida para cambiar el programa por él. Ni por él ni por nadie. No es el único que ha planteado esto de "quiero ir solo". Y por eso me "pierdo" algún invitado. Para mí es un error, pero bueno, no están obligados a venir ni yo a cambiar el programa. Por ahora no se dio.

-¿Cómo ves hoy, a más de 20 años de su debut, el estilo que tenía Pergolini en CQC?

-Nunca fue mi estilo. La radio me ayudó a encontrar mi propio estilo, aunque una parte de lo que se veía en CQC sí era mío. En las notas yo hacía de canchero, pero no era así yo. Después pude descubrir todo lo otro, justamente en la radio. Esa era la parte mía que encajaba con CQC.

-¿Creés que ese Pergolini tenía algo de machista? Él decía que no quería trabajar con mujeres...

-Es verdad que ese Pergolini tenía algo de machista, pero no lo juzgo porque era otro momento. No hay que juzgarlo porque era hace 20 años y si se juzga con los ojos de hoy, por ejemplo, Olmedo sería el primero en caer. Hay que mirarlo con el contexto de ese momento y decir "qué bueno que evolucionamos". Observamos, miramos, aprendemos. Distinto es un acoso, que no importa si fue hace 20 años o ahora, siempre es un delito y un acoso.

-¿Cómo sentís que está la televisión hoy, a diferencia de hace 10 años cuando hacías Argentinos por su nombre en eltrece?

-Creo que cada vez está más difícil. Cada 10 años, si no hacemos algo entre todos para retener a la gente, sólo va a quedar la gente más grande y se van a ir reemplazando las generaciones por gente que no mira nada de tele abierta. Hay que hacer algo para recuperar a esos televidentes. Además, cada vez hay menos producción nacional, es más difícil producir. No la veo mejor. A mí en lo personal me fue bien y me va bien, pero si hago un análisis trato de que no sea personal. Yo veo tele, a mí me gusta, que haya programas en vivo de fondo como Intratables, Intrusos o noticieros. Por supuesto que también leo mucho por Internet, entro a Ciudad, me entretiene. No quiero caretearla y decirte que entro a "Borges.com" (risas).

"Si no hacemos algo para retener a los televidentes, sólo va a quedar la gente más grande".

-¿Invitarías a Mirtha Legrand a PH? ¿Cómo te cayeron las comparaciones y su supuesto "enojo" por hacer un programa similar al suyo?

-Entiendo que me quieran enemistar con Mirtha Legrand porque garpa, pero la realidad es que ella este año está cumpliendo 50 años en la televisión, es groso, yo no voy a tirarla abajo. Cuando era chico la veía, y esto no es una ironía porque todos sabemos la edad de Mirtha. O sea, son 50 años de historia argentina. A mí, que me comparen con el programa más longevo de la televisión argentina, me suma. Además, no tengo una enemistad con ella, he ido a comer a su programa, me encantaría que venga a PH, aunque sé que no va a poder ser. No es un tema para mí. Sabemos que gusta un poco eso. De todos modos, simplemente creo que es distinto el programa.

 

SU MEJOR CICLO
Celoso de su vida privada, que sólo comparte (un poquito) con sus oyentes en esas magnéticas charlas mañaneras de Perros de la Calle, en agosto de 2016 Andy descubrió un nuevo mundo con el nacimiento de Helena, su primera hija, fruto de su amor con Florencia Suárez (30), su pareja y productora del ciclo radial.

-Si tuvieras que definírmelo con un emoji: ¿cómo reaccionaste cuando Flor te dijo que estaba embarazada?

-Primero puse cara de sorpresa. Después vino la carita de amor. Lo primero que dije, Flor siempre lo cuenta, fue "¡mamadera!". Nos enteramos en un sanatorio, al que, por supuesto, fui con la gorra tapándome toda la cara para pasar lo más inadvertido posible (risas).

-¿Te gustaría tener más hijos?

-Sí.

"No estoy en contra del casamiento, pero no es mi prioridad, soy un poco fóbico. Aunque entiendo que en el momento puede estar bueno para compartirlo con tus seres queridos".

-¿Por qué creés que no fuiste padre antes?

-Siempre supe que en algún momento iba a querer. Pero por alguna razón lo evitaba, o estaba esperando el momento o la persona o lo que sea. No estaba negado, pero tampoco lo había buscado hasta que lo busqué.

-¿Pensás en casarte?

-No estoy en contra del casamiento, pero no es mi prioridad, soy un poco fóbico. Aunque entiendo que en el momento puede estar bueno para compartirlo con tus seres queridos.

 

PUNTOS DE ENCUENTRO
La sección con la que arranca PH se llama como este subtítulo. Y propone una serie de afirmaciones (por ejemplo, "creo en Dios" o "fui infiel") para que el invitado que la comparta camine hacia un círculo y se encuentre con el que piense cómo él o haya compartido esa experiencia.

-Te voy a hacer algunas de esas mismas preguntas con las que comenzás tu programa: ¿sos de revisar el teléfono de tu pareja?

-No reviso teléfonos, mi frase es "el que busca, encuentra". No me interesa revisar teléfonos, ni mails ni nada. ¿Si me han revisado a mí? No me enteré.

"¿Si alguna vez sentí la muerte de cerca? A los 21 años. Me operaron de apendicitis y tuve una hemorragia interna. Me salvó el doctor Stamboulian. Se iba complicando, complicando y finalmente salió bien. Estaba muy enfermo, no mejoraba para nada y de a poco me empezó a hacer efecto un antibiótico que habían conseguido en Estados Unidos y salí".

-¿Nunca te han dicho "qué onda esto"?

-Eh... sí, me han dicho. Pero no por habérmelo revisado, sino dándole el teléfono a la otra persona para que vea algo y que se encuentre con algo tipo "qué es esto". A veces te mandan una foto por WhatsApp y después tenés que ponerte a explicar y es raro. Por eso ahora opté por desactivar la opción de que se descarguen automáticamente los archivos por WhatsApp. La recomiendo.

-¿Sentiste alguna vez la muerte de cerca?

-A los 21 años. Me operaron de apendicitis y tuve una hemorragia interna. Me salvó el doctor Stamboulian. Se iba complicando, complicando y finalmente salió bien. Estaba muy enfermo, no mejoraba para nada y de a poco me empezó a hacer efecto un antibiótico que habían conseguido en Estados Unidos y salí.

-Una de las más picantes que has hecho en esta sección es si alguna vez participaste en una orgía...

-No es mi caso.

-Otra de tus preguntas en Puntos de encuentro: ¿tuviste alguna adicción o viste la lucha de alguien querido por salir de ellas?

-Nunca tuve adicciones, pero sí he acompañado a gente que las tuvo. Es difícil, pero la lucha es del adicto. En mi caso traté de apoyar sin juzgar y dándole amor y cariño más paciencia. Quizás yo no fui la persona más cercana.

-A propósito del tema, hace algunos meses Cayetano (38, coequiper de Andy en Perros de la Calle y amigo personal) reveló su lucha contra la adicción al juego. ¿Lo charlaron mucho entre ustedes?

-Sí. Un día vino a mi casa y me lo contó y también lo charlamos antes de que lo contara al aire. Perros es muy personal, pero algo tan íntimo no se tira así porque sí. Me gustan ese tipo de confesiones.

-Hablando de confesiones, muchas veces hablás del tema drogas. ¿Cuál es tu relación con eso?

-He probado. Cada uno tiene que decidir con responsabilidad qué sí y qué no. En lo personal no he probado cocaína. Es más, me ha pasado que algún amigo me ha dicho "vos esto no lo pruebes" por mi personalidad. Los excesos, no. Es muy importante la educación de qué te hace cada cosa, cada uno tiene que aprender a cuidarse y que se enseñe a eso. 

-En referencia a tu personalidad y sensibilidad, hace unos días subiste a tu Instagram un video muy divertido con Débora Pérez Volpin, a propósito de su trágica muerte, en el que se los veía divirtiéndose en cámara, y terminó siendo furor en las redes. ¿Qué recordás de esos momentos que compartieron en 2004 en la pantalla de eltrece?

-Es un video que es muy, muy lindo. Me entristeció mucho lo que pasó con Débora. Subí ese video porque me parecía que en todos lados había una foto o ese video que le habían hecho cuando se fue del noticiero, que era como un copete corto, y esto me parece que era el mejor homenaje que le podía hacer y todos lo entendieron así. La muestra además de linda, generosa, con sentido del humor, canchera, viva, pilla, sin perder la compostura de un noticiero. Me parecía genial eso. Me gustó el recuerdo, creo que a ella también le habría gustado.