Adelanto de la entrevista de Mariana Fabbiani a Nahir Galarza: las declaraciones más fuertes

La conductora de El Diario de Mariana fue a la cárcel de Paraná y recogió fuertes testimonios de la joven condenada a prisión perpetua por matar a Fernando Pastorizzo.

Adelanto de la entrevista de Mariana Fabbiani a Nahir Galarza, condenada a prisión perpetua por matar a su novio

La noche del 29 de diciembre de 2017 quedó marcada por la fatalidad: Nahir Galarza (20) mató de dos disparos a su novio, Fernando Pastorizzo, en plena calle de la localidad de Gualeguaychú. Por ese crimen, la joven fue condenada a prisión perpetua, aunque por buena conducta podría dejar la cárcel a los 55 años, aproximadamente. 

Tras las rejas en un penal de Paraná, la joven recibió a El Diario Mariana, para hablar por primera vez  en TV del asesinato del joven y de la relación de pareja que tenían. El mano a mano de Mariana Fabbiani con Nahir duró una hora, pero este viernes pusieron a la luz 6 minutos, con algunas de las declaraciones más resonantes de la detenida. La nota completa se verá el lunes 18. 

Fragmento 1:

-¿Cuándo fue la primera vez que vos contaste lo que pasó esa noche? ¿A quién se lo contaste por primera vez? 

-A mis padres. No fue enseguida. Ese día yo no podía reaccionar, no entendía todavía lo que estaba pasando, ni sabía lo que me estaba pasando. No caía. 

"Tomé conciencia tres meses después, de que Fernando había fallecido... Haya sido accidental o no, la realidad es que hay una persona que falleció".

-Esas cuadras que vos caminaste a tu casa, a partir de que lo dejás a Fernando ahí, ¿qué pensabas? 

-Nada, no tenía nada en la mente. 

-¿Alguna otra vez en tu vida experimentaste esa sensación de un blanco en tu cabeza? 

-Nunca. Es más, si me preguntás cómo hice para llegar a mi casa, la verdad, no me acuerdo. 

-No te acordás cuando volviste a apoyar el arma tampoco (el arma era de su padre, policía). 

-No me acuerdo de nada. 

-¿Es verdad que te fuiste a dormir? 

-No, ¡¿cómo me voy a ir a dormir?! Era una bola de nervios. No sé si no me dio un ataque de nervios. Imposible que me acueste a dormir. Entré a mi habitación y me quedé quieta. 

-¿Cuánto tiempo duró eso, imagino que hasta que te llama la mamá de Fernando para ver si sabías algo de él? 

-Sí, me llamó la mamá de Fernando. No sé, no tenía noción del tiempo ni de lo que me estaba pasando.  

"Me siento culpable. Más allá de todo lo que pasé con él, era una persona y tenía casi mí misma edad... ¿Si me sentí responsable de lo que pasó? Te diría que no".

-¿Y cuándo tomaste conciencia de lo que había pasado? 

-Tomé conciencia tres meses después, de que Fernando había fallecido.

 

Fragmento 2: 

-Me llama la atención cuando vos decís que Fernando falleció. En lo general es un término que uno utiliza cuando alguien muere por una enfermedad o una muerte natural, y en este caso fue distinta la situación. Pero no lo podés decir de otra manera...

-No. 

-Porque recién decías, en las cartas, que nadie puede decidir sobre la vida de otro y que eso te da culpa, porque sentís que vos decidiste sobre la vida de Fernando, de alguna manera.  

-Es que haya sido accidental o no, la realidad es que hay una persona que falleció. 

-¿Cuál es la última imagen que tenés de Fernando?  

-No quiero pensar en eso. 

 

Fragmento 3: 

-Decís que fuiste víctima de violencia por parte de Fernando durante mucho tiempo. Eso es lo que declaraste y lo volvés a contar en esta entrevista. Esa noche, Fernando agarró el arma, según lo que vos declaraste y seguís sosteniendo, esa arma vos tratás de sacársela y es donde se suceden estos disparos. ¿Qué es lo que se podría haber evitado? 

-Se pudo haber evitado el día. Ese día nosotros no nos tendríamos que haber visto.  

-Si hubiera sucedido, lo que sucedió defendiéndote de Fernando, ¿la historia hubiera sido otra? 

-Sí, hubiera sido lo contrario. 

-Quizás no, quizás vos disparabas para defenderte de Fernando y Fernando encontraba la muerte también, pero no hubiera sido por la espalda. 

-(Hace silencio) 

 

Fragmento 4: 

-¿Pensás en él? 

-Sí. 

-¿Y qué pensás? 

-No sé, me siento culpable. Más allá de todo lo que pasé con él, si se veía conmigo o no, él era una persona y tenía casi mí misma edad. Y más allá de todo, él era una persona que ya no está. Eso me hace sentir demasiado culpable porque no sé qué hacer y, en realidad, no tengo nada para hacer para poder revertir la situación.

"Fernando pudo haber evitado todo".

-¿Te sentiste responsable, cuando tomaste conciencia? 

-¿Si me sentí responsable de lo que pasó? Te diría que no. 

 

Fragmento 5: 

-¿Él se pudo defender? ¿Pudo haber evitado lo que sucedió? 

-Fernando pudo haber evitado todo. 

-¿Cómo lo pudo haber evitado? 

-(Hace silencio)