La llamativa confesión de diván de Nacho Viale

El nieto de Mirtha Legrand dio una nota decontracté para la revista Oh lalá en la que habló y se fotografió como pocas veces se lo ha visto... Además, reveló un costado desconocido en él.

Nacho Viale posó para la revista Oh Lalá. (Foto gentileza: Catalina Bartolomé - Revista Oh Lalá)
Nacho Viale posó para la revista Oh Lalá. (Foto gentileza: Catalina Bartolomé - Revista Oh Lalá)

Es el nieto de Mirtha Legrand, el hijo de Marcela Tinayre y el hermano de Juana Viale. Está rodeado de mujeres exitosas y bellas, no quedan dudas.

"Tengo bastantes TOC. Algunos muy divertidos. No me puedo poner nada primero en el pie izquierdo, siempre tiene que ser el derecho"

Bendito entre todas ellas, Nacho Viale también hace su camino: es productor (ahora en La Dueña, por Telefe), y se metió de lleno en el negocio de los vinos lanzando una partida.

¿Más datos? Tiene 31 años y hace poco más de medio que está soltero, luego de su relación con Eugenia "La China" Suárez, aunque por estos días se rumorea un posible affaire con Zaira Nara

En una entrevista bien decontracté con Oh lalá, brindó detalles secretos de su personalidad. "Soy muy meticuloso, también con las cosas de mi casa; por ahí entro y ni me saco la mochila y ordeno. Tengo bastantes TOC (trastornos obsesivos compulsivos). Algunos muy divertidos. No me puedo poner nada primero en el pie izquierdo, siempre tiene que ser el derecho. En el auto también soy un maniático", declaró. Y agregó: "Soy más inseguro de lo que parezco".

Allí no terminaron las confesiones de divan de Nacho: "Me frustro mucho conmigo mismo, aunque cada vez menos, me hago menos malasangre. Soy más terrenal", contó.

El nieto de Mirtha Legrand, que es productor de su actual serie de Telefe, afirma sobre sí mismo: "Soy así como me ven. Sí, soy tradicional. No iría a un casamiento con un traje clarito, sin corbata y en zapatillas. No es mi estilo".

Sobre su primera incursión en el negocio de los vinos, reconoció: "Es entretenido. Ojalá que dentro de un tiempo las argentinas tomen mi vino. Me gusta la mujer que toma vino".

Hacia el final, reconoció: "Me gusta mucho estar solo". ¿Le durará poco la soltería?