Amalia Granata y un extraño escándalo en vivo con el Pelado López

La panelista se enojó por una nota que le realizaron a su enemiga Josefina Pouso, y abandonó el piso en medio de una bochornosa reacción... que no pareció muy real.

Amalia Granata y un extraño escándalo en vivo con el Pelado López

En Antes que sea tarde, Amalia Granata y el movilero Santiago Calzarotto suelen recrear pequeñas situaciones de conflicto entre ellos, que le aportan humor y un poco de pimienta al programa. Algo de eso pasó en la última emisión, cuando la panelista se hizo la enojada con la producción y su compañero por una nota que le habían hecho a Josefina Pouso hablando mal de ella.

Pero esta vez hubo escándalo, tras una bochornosa reacción de Granata que generó dudas en los televidentes, convertidas en TT en Twitter. Y a juzgar por las imágenes, no pareció muy real que digamos...

Granata se fue del estudio, se encerró en el baño y luego insultó a sus compañeros. “Me sentí traicionada. Me parecen todos de cuarta”, lanzó sin filtros ni cuidados. “Primero me molesta que este chico (Calzarotto) venga a ocupar el lugar de Sturze y que le hayan hecho una nota a Pouso, en la que la mina me defenestra y yo tengo que estar acá haciendo el papel de boluda”, le dijo al Pelado Guillermo López cuando fue a buscarla al baño.

Frente a las risas del conductor, ella replicó: “A mí no me da risa. Cuando me siento mal, me levanto y me voy. Para hacer un programa con cara de culo y con un pibe que no tengo ganas de que esté al lado mío, me voy. Las minas estas (por el resto del panel), las chiquitas estas que lo bancan a él, que están con él, se reían de mi situación”.

Frente a estas palabras, el conductor le preguntó si creía que la nota no debía ponerse al aire, y ella, afiladísima, volvió a arremeter en contra de la producción. “Me parece que me tienen que avisar si van a poner una nota, no enterarme cinco minutos antes de salir al aire. Me juegan todos en contra. Es un equipo y tenemos que jugar todos para el mismo lado”, criticó Granata y en el bloque siguiente volvió a su puesto.

Luego de sostener la situación durante todo el programa, hacia el final, Granata y Calzarotto se amigaron, aunque en ese mismo momento se supo que nunca habían estado peleados. "Garpó la pelea, ahora tiene que garpar la lástima", dijo la rubia para dar paso a otra situación ficticia, en la que terminaron dándose un beso.

De este modo, el ciclo producido por Cuatro Cabezas, una vez más le sacó el jugo a los escándalos mediáticos (en este caso, el que mantiene Pouso con Granata), esos mismos escándalos que tiempo atrás solían ser patrimonio exclusivo de los programas de chimentos.

¡Mirá el video!