El drama de Carlos Sánchez, contado en primera persona - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El drama de Carlos Sánchez, contado en primera persona

El humorista contó en Intrusos cómo superó la mala racha del año pasado. Su cáncer de riñón, su separación y cómo lo ayudó la actuación. Video conmovedor.

Carlos Sánchez vive gracias a que hace reír a la gente que lo rodea. Sin embargo, en los últimos tiempos le costó horrores encontrar motivos para alegrarse. Invitado por Jorge Rial a Intrusos en el espectáculo, Carlos explicó por qué sufrió tanto y cuál es la meta por la que lucha.

“Para mí el 2010 fue un año muy difícil… Me encuentran un cáncer de riñón, me sacan el riñón. Fue muy duro, muy doloroso”, reveló el comediante, que además contó que a pesar de que le suministraban morfina, no toleró los 4 días de internación en la clínica Falavoloro.

Además de sus problemas de salud, el último año sufrió la separación de su mujer: “Con esta última pareja tengo dos hijos putativos. La nena ya es grande, tiene 18 años, pero el más chiquito tiene 9 años y la relación que yo tenía con él es maravillosa. Lo único que lamento es que no me permitan seguir viéndolo, no sé por qué".

Esa relación, que duró 7 años, "terminó muy mal, incluso la dejé por teléfono. Pero es una etapa de mi vida que se cerró. Ahora quiero estar solo”, sentenció Carlos.

Luego reveló la tragedia que le tocó vivir cuando su ex esposa, con quien tuvo dos hijos, se quitó la vida: "Yo siempre digo, si mi ex mujer no se hubiera suicidado, estaría con ella. Fue el gran amor de mi vida. La mujer más hermosa que tuve a mi lado. Estaba enferma y decidió suicidarse… Al principio la odié con toda el alma... Estuve preso 11 horas, pero para mí fue una eternidad porque la policía pensaba que la había matado. Mis hijos no pudieron despedirse de su madre”.

El actor, muy emocionado, confesó: “Lo único que quiero es que el día que yo no esté, le digan exactamente a mis hijos lo que me dijeron a mí de mi viejo: que fue un buen tipo”.

Finalmente, concluyó que fue gracias a su apego al trabajo, que tanto placer le produjo, que logró superar el pésimo 2010.

TE PUEDE INTERESAR