Día "D" para Gustavo Cerati

Sin mayores vaivenes, pero con un cuadro que sigue siendo crítico hoy sería un día importante en la salud del músico. Enterate, acá.
Aunque no resulte alentador para el centenar de periodistas que ayer montó guardia durante varias horas en la puerta del Centro Médico Docente La Trinidad, en este momento la frase que mejor pinta la situación de Gustavo Cerati es aquella atribuida al rey inglés Jacobo I: No news, good news. No hubo noticias y ésas son las buenas noticias: el músico sigue estable, en un coma inducido por sedantes y conectado a un respirador artificial pero, si bien no mejoró, tampoco empeoró. Hoy es un día que puede resultar clave, porque se cumplen las 72 horas de la craneotomía a la que fue sometido el martes, y es probable que le disminuyan los sedantes para realizarle pruebas neurológicas que establezcan cuál es su estado actual.

El parte médico estaba anunciado para el mediodía, pero su lectura se demoró tres horas: una de las explicaciones fue que debía ser aprobado por Laura Cerati, hermana de Gustavo, quien está al frente del grupo de allegados que acompaña al ex Soda Stereo. Otra explicación es que estamos en Venezuela, y acá el de puntualidad es un concepto aún desconocido. Entonces, desde temprano en la mañana hasta que a la tarde apareció Adolfredo Sáez, director de la clínica, se fue armando una tertulia periodística que, para descomprimir la tensión, trató temas varios: la belleza -natural y quirúrgica- de las venezolanas (¿quién creó el mito de que las argentinas son las más lindas del mundo?), el insoportable tránsito caraqueño (país petrolero = nafta barata = autos por doquier), el constante peligro de atracos ("Esto no es Buenos Aires, aquí de noche no se puede caminar").

También hubo rumores sobre la salud de Cerati, que en parte se desvanecieron cuando Sáez -en medio de un remolino de gente que incluyó gritos y empujones- leyó el escueto parte. Estas son las frases más significativas: "Su condición general permanece estacionaria. No hay evidencia de deterioro neurológico con relación al día de ayer (miércoles) y sus otros órganos y sistemas se encuentran dentro de la normalidad. Tal como informamos, su situación es crítica y es valorada e interpretada en términos de tendencias". En medio del caos, también habló el jefe del servicio de Neurología, Vladimir Fuenmayor: "Gracias a Dios no ha habido cambios en su status neurológico y no hay evidencias de deterioro". Además, puso en duda que hoy se le disminuyan los sedantes para hacerle una evaluación neurológica: "A priori, eso no está programado".

Para la madrugada de hoy se esperaba la llegada desde Buenos Aires de Ramón Leiguarda, director del Instituto Fleni (centro especializado en rehabilitación de pacientes con daños cerebrales), y de María Fernanda Díaz, especialista en terapia intensiva de la misma institución. Ellos vienen siguiendo el caso vía telefónica y tendrán una interconsulta con sus colegas venezolanos para definir los pasos a seguir. El entorno de Cerati es optimista: cree que su vida ya no está en riesgo y que el edema cerebral -la hinchazón del cerebro por acumulación de líquidos- ya llegó a su pico y empezará a disminuir.

Además de Laura Cerati, en ese círculo íntimo están la modelo Chloé Bello, novia del cantante; el manager de Cerati, Fernando Travi; su asistente, Nicolás Bernaudo; Anita Alvarez de Toledo y Fernando Samalea, músicos de la banda; su kinesiólogo, Charly Michel; y Rafael Vila, de la discográfica Sony Music. Ayer se puso a su disposición Marcelo Gilardoni, consejero a cargo de la Sección Cultural de la embajada argentina en Venezuela.

Se supone que hoy o mañana podrían sumarse al grupo Lilian Clark, madre de Cerati, y los dos hijos del músico, los adolescentes Benito y Lisa, pero no hay certezas al respecto. De hecho, hay muchos familiares, músicos y amigos que quieren viajar hasta Caracas, pero la idea es que haya la menor cantidad posible de allegados para que no se desborde la situación.

El vocero de quienes acompañan a Cerati es Martín Larumbe, productor de Rock & Pop Entertainment, empresa encargada del management del artista. Ayer, en una entrevista exclusiva para los enviados de Clarín y TN, dijo que "hay que ser prudentes", pero que hubo "una ligera mejoría" en el estado del ex Soda Stereo. Estas son otras frases destacables:"Es una situación que nadie esperaba; estamos tratando de capear el temporal lo mejor posible. Estamos en tiempo de espera: mañana y pasado (por hoy y mañana) serán días importantes para ver dónde estamos parados. Nos sentimos con optimismo y fuerza". "Acá nos sentimos muy contenidos: los médicos son excelentes y el resto del personal de la clínica nos trata con mucho cariño y respeto".

"Durante la gira, Gustavo no tuvo síntomas en absoluto -aclaró Larumbe-. Estaba con la energía de siempre. Tuvo una trombosis venosa en una pierna hace unos años (fue en abril de 2006). Ese fue un aviso, y por eso había dejado de fumar por un tiempo. Ahora estaba feliz, en un muy buen momento. Incluso el show que dio acá en Caracas fue espectacular, uno de los mejores de la gira. Nada hacía prever esto: ni su estado físico ni su estado anímico".

El productor también expresó una particular admiración por el temple de la hermana del músico. "Laura (Cerati) es un bastión de energía, buena onda, optimismo, amor -dijo-. Se ha puesto a todo el equipo al hombro. Y me dijo varias veces que agradezca de su parte a todos los medios y los fans por la preocupación, el respeto y la buena onda. Ahora sólo queda esperar y rezar".

Fuente: Clarín

Fotos: Gentileza Clarín