La hija de Susana dispuesta a todo para retener a su pareja

Hace rato se sabe que los problemas, alegrías y tristezas de la farándula ya no son un tema exclusivo de los programas de chimentos, y que hasta los noticieros más serios se hacen eco de los pormenores de los personajes de las farándula.

En esta senda, durante este mediodía, América Noticias continuó con un tema que ya habían echo rodar "Intrusos 10 años" e "Infama" respectivamente: la nueva ofensiva de Mecha, la hija de Susana.

Es de público conocimiento que, hace algunos meses, Mercedes intentó defender su honor y el de su familia a las piñas limpias contra la amante de su marido, Vito Rodríguez. Luego de ello, el hombre en cuestión, Eduardo Celasco, habría querido remendar las cosas con una reconciliación que, según se vio en los Martín Fierro, tiene poca pinta de real.

Es que a la salida de la fiesta, se vio –y se escuchó- como, de manera violenta, la heredera de la Su obligaba a su marido a que la agarrara frente a las cámaras, hecho que suma al que hoy se dio a conocer.

Según se dijo, el nuevo paso emprendido por Mercedes habría sido el desmantelamiento del departamento que Celasco tiene en la Avenida Libertador, espacio que fuera "nidito de amor" de él y la melliza Petardo, y que esta última se habría encargado de decorar.

De acuerdo a lo dicho, Mecha se habría presentado junto a un patrullero y una orden judicial, ordenando que le abrieran el inmueble, al grito de "me vengo a llevar los muebles que pagué con mi plata".

Es que al enterarse que había sido Vito la encargada de ambientar el lugar, Mercedes enloqueció y, prueba de ello, es el ojo morado con el que luego apareció Celasco.

De esta forma se escribe un nuevo capítulo de esta guerra librada por una mujer despechada, que está dispuesta a todo para quedarse con su marido.