Enamorados en la fiesta de la Isla de Caras

Quienes fueron a la isla, dicen que se trata de un lugar donde la hospitalidad, la elegancia, el arte y el lujo son protagonistas. Y con motivo de rendirle honor a este magnífico lugar, la revista organizó una fiesta en el Sofitel de Buenos Aires.

Hubo invitados por doquier, perolas parejas enamoradas fueron las que más llamaron la atención.

De los primeros en llegar fueron Luli Fernández y el jugador de Boca, Pablo Mouche, de la mano y oficializando su romance. A ellos se sumaron Mariano Martínez y su mujer Juliana Giambroni, que habían dejado a su hija Olivia con una niñera, y Christian Sancho y su mujer, que habían hecho lo propio con Gael.

Y también inseparables, y más románticos que nunca, estuvieron Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini, que no dejaron de besarse y mimarse toda la noche.

A su vez, la modelo aprovechó para mostrar el tatuaje que se hizo en su muñeca con el nombre de su hija: Aitana.