Iliana Calabró y Jésica Cirio, ¡abuelas!

Si bien una podría ser la madre de la otra, y a ambas le gritan "¡Mamita!" en la calle, Iliana Calabró y Jésica Cirio serán abuelas
Estas dos bellezas nacionales representan dos paradigmas distintos de vedette, dos estilos diferentes de triunfar en el escenario. Una es Iliana Calabró, la morocha argentina que acusa juveniles 44 años y pocas cirugías. A fuerza de gimnasio y cama solar, la hija de "El Contra" pasó de ser la gordita simpática del grupo a volverse un minón infernal. Saltó a la fama cuando trató de tacaño al otrora intocable Gerardo Sofovich, ¿se acuerdan?

Así consiguió el pase para cantar en "ShowMatch", soportó los comentarios ácidos del jurado y les tapó la boca a todos sus colegas ganando por voto popular "Cantando por un sueño". Desde entonces sacó varios discos, editó un libro y hasta tiene su propia marca de tiramisú.

En la vereda de enfrente está Jésica Cirio, la blonda de la cola de oro, que combina inocencia naïf de teen con un cuerpo que podría asesinar a un cardíaco. Ella afirma tener 25 añitos y ninguna cirugía, aunque no todos le creen. A diferencia de Iliana, ella siempre fue linda y consiguió triunfar primero en las pasarelas antes de pasar al teatro de revistas.

Tiene en su haber más de un escándalo, aunque hay que reconocerle que en general son rumores malintencionados en los que ella poco tiene que ver. Eso sí: siempre chismes de alta categoría, que incluyen presidentes de otros países, aviones privados o empresarios del mundo del fútbol.

Por encima de estas diferencias, Iliana y Jésica comparten la pasión por el trabajo y la diversidad a la hora de encarar sus profesiones. De ninguna puede decirse que sea vaga o que se queda en el molde. Siempre están pensando nuevos emprendimientos y avanzando con proyectos como centros de belleza, marcas de ropa, shows infantiles o ciclos periodísticos.

Ahora la rubia y la morocha tendrán algo más en común: serán abuelas. Ojo, no es que Jésica haya sido madre o que el hijo de Iliana y "el Rossi" vaya a ser padre. Lo que pasa es que las dos harán que sus respectivos perritos tengan crías.

El de Iliana es Winnie, un maltés que ya está grande y quiere liberar sus instintos animales. Y qué mejor que hacerlo con Uma, la mascota de la misma raza de Jésica, que dicen que es tan linda como la dueña. Ambos pichichos se conocen de cuando las vedettes compartían cartel en la revista de Daniel Comba en Carlos Paz en 2008 y pasaban largas horas juntos en los camarines.

Allí los perritos se conocieron en profundidad y, como en tantos casos en el mundo del espectáculo, entre bambalinas hubo flechazo y nació el amor. Por estos días tratarán de concretar esta pasión animal, que con suerte terminará con muchos cachorritos...